Hay 900 millones de celulares en riesgo por una falla

Son Android y tienen procesador Qualcomm. La vulnerabilidad permitiría a un hacker manejar el aparato en forma remota mediante una aplicación.

La empresa de seguridad informática Check Point reveló en la conferencia Def Con 24, que se desarrolla en Las Vegas, un problema de seguridad inquietante. Sobre todo porque afecta a unos 900 millones de smartphones con Android en todo el mundo. Concretamente aquellos que están equipados con procesadores de la marca Qualcomm, líder mundial en la fabricación de estos componentes.

La vulnerabilidad ha sido bautizada con el nombre de Quadrooter, y entre los terminales afectado están modelos tan conocidos como el Samsung Galaxy S7, los últimos Google Nexus, el LG G5, Sony Xperia Z Ultra, o Moto X de Motorola. Aunque la lista de aparatos es casi interminable.

Mediante esta vulnerabilidad un atacante podría ingresar en el sistema del teléfono utilizando una aplicación maliciosa. Lo más inquietante es que el sistema no solicitaría permiso al usuario para poder tener acceso a los datos y funciones del teléfono.

La fragmentación del sistema operativo Android agrava el problema. Pues aunque se han lanzado parches para solucionar este problema, lo cierto es que estos no han llegado a muchos usuarios debido a la complejidad del sistema de Google para poder actualizarse en los celulares de numerosas empresas. Esta es una de las mayores dificultades frente a iOS, sistema operativo de Apple, su gran rival.

Según los especialistas una aplicación pensada por un hacker para aprovechar esta vulnerabilidad no podría pasar las barreras de seguridad que impone Google en su tienda de aplicaciones Play Store. Pero sí las descargadas desde otras fuentes, con lo que se debe tener especial cuidado al bajar apps de tiendas no oficiales.

En cualquier caso tampoco debe cundir el pánico. A pesar de que la amenaza es real, las probabilidades de que alguien haya introducido software malicioso en nuestro teléfono no son tan altas. Lo primero que se debe hacer es comprobar si el teléfono inteligente se encuentra en la lista de móviles afectados, para ello podemos cargar la aplicación creada por Ckeck Point y ejecutarla.

Si el análisis demuestra que el teléfono está en riesgo potencial hay que saber si hemos cargado aplicaciones desde orígenes desconocidos. Si ese ha sido el caso la mejor forma que tenemos de frenar el problema es restaurar el teléfono a sus ajustes de fábrica eliminando por completo nuestra información.

Eso sí, no hay que volver a descargar aplicaciones de orígenes desconocidos. Tampoco estaría de más modificar las contraseñas de los servicios que utilicemos. Al menos hasta que no recibamos la actualización de seguridad por parte de Google que corrija estos fallos, algo que ya ha sucedido en los teléfonos Nexus.

En cualquier caso las apps que no pasan por el filtro de seguridad que Google impone en su Play Store, no son muy recomendables. No es la primera vez que se produce una alerta de seguridad por esta causa.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico