Hay "mañas" que los gobiernos no alteran

El "sombrero más famoso de la ciudad" tiene competencia; un funcionario al que no le gusta que le toquen la espalda; el adelantado que no deja de proponer candidatos; problemas de seguridad en la Legislatura; policía que baila no escucha el teléfono; el humor del intendente y los deseos de un secretario; anécdotas del cambio de mando y la asunción

Pasión de gavilanes
Sábado a la noche. Su sombrero paseaba por todo el perímetro del Socios Fundadores. Ese ala ancha es familiar para los hinchas del "Verde" y aunque esta vez no se disputaba un partido, el hombre se movía igual de orondo en la elección de la reina del petróleo y aún a la distancia no hubo quien no se dé cuenta de que estaba presente. Llegó el momento de subir al escenario para participar de la coronación y para sorpresa de todos, no se trataba de Othar Macharashvili -concejal hasta esta mañana, cuando pida licencia para volver a Comodoro Deportes- sino de Daniel González, nuevo titular del área municipal de Ambiente que, parece, tiene la misma afición por los sombreros que su compañero de gabinete. Una coincidencia que, si se piensa bien, puede resultar muy conveniente en determinados momentos de la gestión.

No toques
Probablemente sea el más apacible de los funcionarios municipales, dado que nunca en los cuatro años de gestión se lo vio perder la línea o variar el tono de voz, sea cual fuere el planteo de quien tenía en frente. Sin embargo, cumplido el primer mandato como secretario de Hacienda, los periodistas descubrieron el punto débil de Diego Touriñan.
El Concejo trató el jueves la segunda lectura de la ordenanza tributaria. El secretario estaba en una oficina sentado de espaldas a la puerta, un periodista transmitía en vivo para su emisora y relato al aire se acercó para entrevistarlo tocándole el hombro para captar su atención y poder iniciar la nota. La respuesta de Touriñan fue la menos esperada, dado que totalmente ofuscado reclamó por el "toque" porque "no es la manera de llamar a alguien". El reproche fue tan insistente que quedó más que claro que el funcionario tiene un punto débil con el contacto físico, o la mejor quedó traumado desde la época de las candidaturas, cuando su hermano Javier coqueteaba con la Intendencia y aprovechaba cualquier saludo cordial para estampar su sticker proselitista en cuanta espalda tuviera a mano.

Un adelantado
A propósito de gremios "poderosos" el referente de los petroleros, Jorge "Loma" Avila, insiste con querer posicionar candidatos políticos de modo prematuro. Ya lo había hecho con Ezequiel Cufré casi un año antes de la fecha indicada para las PASO y, como se sabe, el nombre del ex ministro quedó finalmente en el camino fuera del acuerdo FpV. Esta vez, y a pocas horas de haber asumido la Intendencia, Avila tiró a la palestra el nombre de Carlos Linares para la Gobernación, un lanzamiento poco oportuno para cualquiera que sepa leer el armado político en ciernes -sin olvidar el efecto que causó la reunión con gremios que este había encabezado a poco del 25-10-, y más aun sumando el hecho de que el sindicato de petroleros tiene en el corto plazo elecciones para renovar conducción, con lo que cualquier pronunciamiento por estos meses se toma a mero título personal.

Comisaría propia
El 9 de diciembre, fecha previa a la jura como gobernador de Mario Das Neves, la Legislatura se reunía para tratar la Ley de Emergencia Económica con la firme oposición de algunos gremios como ATECh y APeL, que reúne a los trabajadores de la casa.
Fue en ese contexto que sobre el final de la tarde cuando Diputados comenzó a sesionar, Presidencia había dado la orden de impedir el ingreso a las barras, para evitar previsibles desmanes, aunque no se tuvo en cuenta el pequeño detalle de que el personal de seguridad de Legislatura también pertenece a las filas de APeL. Eso determinó no sólo que "alguien" le abriera la puerta a los gremios, sino que además se apagaran las cámaras de seguridad con las que se monitorea el edificio. A partir de esto, corre firme la versión de que se trabaja en la posibilidad de que al igual que en el legislativo nacional en cuyo interior funciona incluso una subcomisaría, la seguridad en la Legislatura corra por cuenta de las fuerza policial, y serían los efectivos quienes pasen a controlar el ingreso y salida de la Cámara. A propósito de las tareas policíacas, y ya que están, los efectivos podrían también hacer tareas de inteligencia y en una de esas dan con los gastos de bloque que reclamaba Anselmo Montes.

Dueños del ritmo
Sobre la 1:30 de la mañana del martes se produjo el fatídico homicidio de Anahi Tamara Copa, víctima de una bala perdida en el enfrentamiento entre los Nieves y los Alvarado en el barrio Quirno Costa.
En cuanto se produjo el hecho, tanto el jefe de la Brigada, Fabián Millatruz, como el titular de la Seccional Cuarta, Darío González, activaron sus teléfonos para iniciar una ronda de llamados en vano tratando de localizar efectivos y refuerzos. Nadie contestaba del otro lado y cuando ya estaban suponiendo que otra vez se cayó en la zona la red de telefonía celular, recordaron que una horas antes había iniciado la fiesta de gala de la policía, el salón del Colegio Médico de Rada Tilly, donde hubo sushi primero y luego cordero, baile, y bebidas varias. Los festejos se extendieron hasta la madrugada y parece que el baile estaba tan bueno que nadie escuchó el teléfono.

Al pan, pan
El estilo coloquial de Carlos Linares ya es sello, y aplica el humor en cuanto tiene oportunidad, aunque a veces se le complica con las formalidades institucionales. El miércoles, día dedicado a pleno al recambio y jura de autoridades, se permitió varias bromas con los ediles entrantes.
Así, por ejemplo, cuando Othar Mascharashvili se acercó al estrado para la jura de honor, "Carlitos" bromeó con un "¿vos quién sos? Sin sombrero no te conozco" con lo que para colaborar con la humorada alguien acercó el panamá para acreditar identificación. Mario Soto fue el segundo en la jura y su baja estatura sumada al estrado en el que se ubicaba el intendente dio paso al segundo chiste al hilo con un "de pie Soto, por favor".
Hasta ahí vino lo divertido adrede, aunque el momento más hilarante llegó después, cuando Linares se metió en un real berenjenal tratando de pronunciar el "para el que habéis sido designado", que encima tuvo que decir doce veces, y ninguna le salió igual.

Paz en el mundo
Las juras de los secretarios de gabinete ese mismo día también tuvieron momentos desopilantes. El centro de las miradas esa tarde fue la nueva subsecretaria de medios, Natalia Guerreiro, que ataviada con un entallado vestido azul fue directamente un atentado para la tribuna que llenó la UOCRA, lo que ameritó el gesto de "ojito" con que su propio tío, Carlos Linares, los llamó al orden.
Sin embargo, el que actuó como una verdadera reina de belleza en ese acto fue el nuevamente titular de Cultura, Daniel Vleminchx. Es que más allá de su facilidad y extensión de palabra, no sabemos si ese día tuvo una laguna o que, el caso es que además de las cuestiones habituales como por la Patria, al funcionario se le ocurrió jurar también "por la paz mundial", comentario que dejó a todos esperando que agregara que su hobby es escuchar música y dejara el escenario con el brazo en alto, flameando como desde la carroza de la primavera.

Ganando amigos
Ese mismo desapego a las formalidades de Carlos Linares que ya se mencionaron, llevaron a que para cerrar el acto de asunción al frente de la Municipalidad, obviara leer discurso alguno -siquiera como ayuda memoria- y decir las cosas directamente mientras las iba pensando.
En eso estaba cuando hablando de la coyuntura que se viene comenzó a mencionar a las operadoras una a una, lista en la que involuntariamente se olvidó de incluir a YPF. El hecho pasó desapercibido para muchos, menos para el referente de la empresa que acto seguido se levantó de su silla y se retiró del Gimnasio Municipal. Rezando para que la partida haya sido por cuestiones de fuerza mayor, ajenas al lapsus, esa noche un técnico del gabinete con mucha fe en sus cambiantes dotes políticas no durmió pensando cómo arrimar posiciones con el vocero de la petrolera.

Al ruedo
A juzgar por el desempeño, la transmisión en vivo también estrenó cronista: la joven se acercó a hacerle una nota al titular de Chubut Deportes, Walter Ñonquepan, quien le dijo en vivo que iba a abrir delegaciones en Comodoro y Esquel, algo que ya se sabía desde el momento en que Das Neves había confirmado al resistido funcionario. Entusiasmada, la periodista soltó un "nos está dando una primicia, se van a construir sedes de Chubut Deportes en esas ciudades, ¡qué bueno¡". Ñonquepan siguió hablando, aunque para no pincharle la ilusión no explicó que se trataba de delegados y no de oficinas.
De inmediato, la misma cronista, toda entusiasmada, fue a hacerle una nota a Linares, y le comenta la "primicia" de Ñonquepan con una alegría desbordante. El intendente comodorense la frenó con un "bueno, en Comodoro, Ñonquepan no dejó una buena imagen. Esperemos que haya cambiado y aprendido de sus errores. Esto es lo que hablamos con Mario, que ahora hay que trabajar para una provincia única e integrada".

Desorientada
No hay dos sin tres, y la chica vivió otro gag al aire, aunque esta vez el protagónico fue de Néstor Di Pierro, quien también planteó la necesidad de trabajar todos juntos y que se terminen "las peleas intestinales". Mientras todos se preguntaban si el ex intendente se sentía mal o estaba descompuesto, la cronista le preguntó sobre su futuro político, a lo que el "Tano" sostuvo: "mi futuro es hacerme nuevos chequeos el lunes en Buenos Aires".


Dos extraños
El minuto más esperado de ese acto provincial fue el que Mario Das Neves recibió de Martín Buzzi el bastón de la sabiduría, sin un Pinedo que intermedie más allá de las versiones que habían echado a rodar el día previo. El hecho es que ambos hombres no se dirigieron la mirada, solo se dieron la mano, cada uno con los ojos puestos en otro punto y sin pronunciar palabra. Apenas recibió el bastón y firmó el acta, Das Neves se fue, y aunque Buzzi trató de acompañarlo, no muy convencido, el gobernador aprovechó para apartarse y salir por su lado del despacho.

Pelotón, numérese
Mario Das Neves pasó ayer por Comodoro en lo que fue su primera escala en la ciudad después de los números de octubre, aunque con un escenario diametralmente opuesto en el que además confirmó a Néstor Di Pierro al frente de YPF, un rol para el que más allá de no tener tropa propia en el que designar, implica directamente una prenda de unidad con el peronismo comodorense.
Eso, sumado al hecho de que buscan reorganizar el PJ en los próximos meses, ya sin lugar para Martín Buzzi que a pesar de haber gobernado la provincia cuatro años no tiene estructura ni siquiera en la ciudad, obliga a poner los ojos en la Legislatura, donde todos tienen ya cronómetro en marcha para ver cuánto tardan los 16 legisladores del FpV en saltar el cerco. Así, más allá de temas candentes que obligan posicionamientos como la licitación del Camino de Circunvalación, todo parece indicar que como en tiempos del Provech, el gobernador tendrá obediencia de dos bloques, más allá de algunas disidencias esperables como las de Javier Touriñan o Viviana Navarro, si es que decide ser consecuente con sí misma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico