Hay otros tres inspectores separados de sus cargos además de los imputados de extorsión

A los dos inspectores del área motos, quienes desde el viernes cumplen prisión preventiva, se suman otros tres agentes del área de Tránsito y el empleado que el jueves fue separado de sus funciones bajo la sospecha de vender licencias de conducir falsificadas.

El secretario municipal de Gobierno, Máximo Naumann informó ayer que en total hay seis agentes separados de sus funciones -cinco el área de Tránsito y uno en el sector de emisión de licencias de conducir- en una decisión adoptada por las autoridades comunales recién en los últimos días, a pesar de que algunos de los casos en los que están siendo investigados se remontan al año pasado.
Al escándalo de los inspectores del área motos, Facundo Garbarino y Mauro Cárdenas, detenidos el jueves como sospechosos de extorsión contra dos automovilistas, se suma el caso de otros dos motoristas. Se trata de Diego Pacheco y Damián Ovando, a quienes el 4 de noviembre de 2015 un ciudadano boliviano denunció en la Seccional Cuarta. Afirmó que intentaron cobrarle una coima a cambio de no secuestrarle su vehículo.
El quinto inspector de Tránsito separado de funciones es Pablo Olmos, quien junto a Garbarino fueron denunciados el 17 de octubre de 2015 en la Seccional Segunda por el encargado de una mueblería. La víctima asegura que los agentes municipales le propinaron una golpiza después que se generara una discusión por la multa que le labraron a un camión que descargaba mercadería.

FALSIFICACION DE LICENCIAS

El sexto trabajador municipal separado de sus funciones es Carlos Neira, del área de licencias de conducir. Se presume que sería quien vendía licencias de conducir falsificadas, descubiertas por personal policial y de la Agencia de Seguridad Vial en operativos de tránsito de rutina.
"Tomamos la decisión de separar del cargo a los inspectores involucrados (Cárdenas y Garbarino), estamos esperando al evolución del causa penal y asimismo se apartó a otros cuatro agentes del área de Tránsito, que también tenían sumarios administrativos en trámite, hasta tanto se resuelva su situación procesal", indicó ayer Naumann en una conferencia de prensa.
Explicó que en lo que respecta a Pacheco, Ovando, Olmos y Neira se los ha separado del cargo, sin que cumplan la función. "Ahora tenemos que esperar que la Justicia acredite si se ha cometido el hecho o no y si son culpables. Por otro lado, también tenemos la posibilidad, por estatuto, que si hay una falta que podamos constatar de incumplimiento de la función, tomar una determinación previa para exonerarlos".
En ese sentido, el secretario de Gobierno, argumentó: "la gran mayoría del cuerpo de inspectores de Tránsito, hay gente que tiene 30 años de experiencia en el sector, trabajan las 24 horas, los siete días de la semana y que el accionar delictivo o negligente en otros casos, de algún inspector no tiene por qué manchar a todo el resto de los empleados municipales, que en ese área cumplen su tarea con mucha dedicación y esfuerzo".
Respecto a la causa en la que se investiga la falsificación de licencias de conducir, Naumann expresó: "recibimos la información pertinente sobre la falsificación de las licencias, se abrió el sumario administrativo inmediatamente y se apartó al denunciado de la función y se realizó al denuncia en el Ministerio Publico Fiscal".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico