Hércules de Fuerza Aérea aterrizó de emergencia en Río Gallegos

Un avión de transporte Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina que ayer por la mañana había partido desde Río Gallegos con destino a la base antártica "Vicecomodoro Marambio", tuvo que retornar al continente al ser declarado en emergencia por una falla mecánica y debió realizar un aterrizaje forzoso en el mismo aeropuerto de la capital santacruceña.

Caleta Olivia (agencia)
Además de la tripulación regular, la aeronave de transporte táctico impulsada por cuatro motores turbohélice, viajaban 33 pasajeros, entre ellos algunos funcionarios nacionales.
Una de las misiones en ese vuelo era recuperar en Marambio el cuerpo de un marino que falleció en otra base del continente blanco a consecuencia de un paro cardíaco, tratándose del teniente de fragata médico Alejandro Martín Schneiter, de 40 años.
De acuerdo a las primeras informaciones, el comandante del Hércules constató que existía un problema mecánico en el tren de aterrizaje y ello lo obligó a retornar.

PROTOCOLO
DE SEGURIDAD
En principio se dispuso un operativo de emergencia en el aeropuerto de Ushuaia, pero luego de reevaluarse la situación, se determinó que era preferible montarlo en el de Río Gallegos que dispone de una pista más extensa.
El protocolo de seguridad fue coordinado por autoridades de la Fuerza Aérea, la propia gobernadora Alicia Kirchner y los ministros de Gobierno y Salud, Fernando Basanta y Rocío García.
El mismo implicó la movilización de decenas de efectivos de la Policía Provincial, Policía de Seguridad Aeroportuaria, personal de Defensa Civil y ambulancias del Hospital Zonal, teniendo en cuenta que -como medida preventiva-, también se cortó el tránsito de vehículos por el trayecto de la Autovía 17 de Octubre que va desde el nosocomio público hasta el aeropuerto.
El Hércules sobrevoló la zona por más de dos horas para disminuir sus reservas de combustible, algo que llamó la atención a numerosos vecinos que a medida que transcurrían los minutos se fueron enterando de lo que sucedía.
Finalmente, el C-130 logró aterrizar exitosamente alrededor de las 14:15, con toda su tripulación y pasajeros ilesos, sin que cediera su tren de aterrizaje que más tarde iba a ser inspeccionado en detalle.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico