Heredia quedó con arresto domiciliario y sus coimputados recuperaron la libertad

Nahuel Heredia, Juan Gómez y Carlos Navarro fueron imputados ayer por el intento de robo ocurrido el miércoles cerca del mediodía contra el propietario de un estudio contable del barrio Roca. Los tres fueron sorprendidos minutos después en el barrio 30 de Octubre cuando manipulaban un arma con la que uno de ellos le apuntó a un policía. Por la gravedad de los ilícitos la Fiscalía pidió la prisión preventiva de todos ellos. El juez Miguel Caviglia dictó el arresto domiciliario de Heredia y le concedió la libertad a los otros dos.

La decisión judicial de otorgarle la libertad a dos de los sospechosos de un intento de asalto registrado el miércoles a la mañana en la calle José María Rodrigo y el arresto domiciliario a otro, sorprendió a los fiscales y autoridades policiales.
Hay que recordar que a los imputados se les secuestró -en el Volkswagen Gol Trend en el que se movilizaban- un total de dos armas, un bolsito con municiones y guantes de látex.
Además, en el procedimiento registrado en el sector 3 de las 1008 Viviendas, un suboficial de la Seccional Quinta puso en peligro su vida al ser apuntado con un revólver por el sospechoso Nahuel Heredia (19). En el mismo operativo un grupo de individuos del barrio golpeó al uniformado para rescatar a Heredia, quien había sido reducido por el suboficial.
En ese incidente fueron detenidos Juan Pablo Gómez (23) y Carlos Fabián Navarro (19), mientras que Heredia logró escapar, pero fue aprehendido el jueves durante una serie de allanamientos autorizados por el juez penal Miguel Angel Caviglia.

ASALTO ARMADO
En ese contexto, la audiencia de control de detención y la apertura de la investigación se desarrolló ayer en la Oficina Judicial y se dividió en dos partes.
En primer lugar, la fiscal Verona Dagotto solicitó la formalización con respecto al intento de asalto al dueño de un estudio contable de la calle José María Rodrigo, entre Ezpeleta y Suazo, en el barrio Roca.
Detalló que ese miércoles a las 11:40 el hombre fue abordado por dos individuos armados cuando descendía de su vehículo para ingresar al estudio. Uno de los ladrones le apoyó el arma en el cuerpo y otro se quedó a pocos metros. Mientras, el tercer participante los esperaba a bordo de un VW Gol Trend en el que la patente terminaba con el número 8, precisaron fuentes judiciales a El Patagónico.
La representante fiscal expuso que la víctima pidió ayuda a gritos y de esa manera salieron los vecinos a la calle a ver qué sucedía. Entonces, la banda cambió de planes y decidió huir.
Dagotto les imputó a los sospechosos los delitos de robo agravado por haber sido cometido con arma de fuego, por ser en poblado y en banda, cuya aptitud de disparo no pudo acreditarse.
Mencionó que en el registro del VW Gol Trend que se secuestró minutos después del intento de robo se incautó una pistola 9 milímetros, con una bala en la recámara y una munición en el cargador. También se halló un revólver calibre 22 con dos cartuchos percutados en el tambor y un tercero con vaina servida.
Sobre la base de los peligros procesales de fuga y entorpecimiento, expectativa de pena y la gravedad del delito; la fiscal pidió la prisión preventiva para los tres acusados, quienes ya poseen causas en trámite. Heredia tiene al menos cinco legajos abiertos por robo agravado, resistencia a la autoridad, una rebeldía por no presentarse ante la Justicia y otras tentativas de robo, recordó la representante de la Fiscalía.
Los defensores públicos Esteban Mantecón y María de los Angeles Garro representaron a Navarro y Gómez, y se opusieron a la medida requiriendo la libertad de sus asistidos. En mismo sentido se explayó el abogado particular Alejandro Fuentes, que asistió a Heredia.
En su resolución, Caviglia sostuvo que en la calificación no correspondía la aptitud de disparo, lo que reduce notoriamente la expectativa de pena a pesar de que las armas secuestradas estaban cargadas. Por esa razón, le dictó el arresto domiciliario por dos meses a Heredia, quien cumplirá la medida en un departamento donde reside su hermana.
A Gómez y Navarro, en tanto, el juez les decretó la presentación dos veces por semana ante el Cuerpo de Control de Delegados, y la prohibición de acercamiento hacia la víctima, tras lo cual recuperaron la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico