Heroico: un hombre arriesgó su vida y frustró un femicidio

Renzo Pama, de 30 años intentó calmar al ex novio de una chica que le apuntaba con un arma y recibió dos disparos.

Un joven se entregó en la madrugada de este sábado con el arma aún caliente en la comisaría de Juan Solá, en Morillo, Salta, y confesó haber baleado a un hombre que se interpuso cuando pretendió asesinar a su ex novia.

Ante la confesión de parte, una comisión policial llegó hasta Villa Las Rosas de Morillo, encontrando en la calle a un hombre completamente ensangrentado y a su lado a una joven mujer llorando.

Una ambulancia llegó hasta el lugar y trasladó al herido al hospital zonal, donde fue compensado e inmediatamente trasladado en código rojo hacia el hospital San Vicente de Paúl de la ciudad de Orán, donde fue intervenido quirúrgicamente.

El suceso, que conmocionó al pueblo del chaco salteño, ubicado sobre la ruta 81, fue develado poco después con la denuncia formulada por Milagro Vargas (21), quien sindicó como autor de los disparos a su ex novio Julio D., el hombre que minutos antes se había incriminado del atentado con arma de fuego.

Vecinos indicaron que los sucesos comenzaron en el boliche The Nigth, donde el agresor estuvo hasta las 2 de la madrugada, hora en que se dirigió hacia villa Las Rosas armado con una pistola automática Bersa calibre 22.

En una de las calles dio con su ex pareja, quien iba en compañía de Renzo Pama (30), y tras una discusión extrajo la pistola y le apuntó a la joven. En ese instante, Palma se interpuso delante de la joven intentando apaciguar a Julio D. y recibió dos disparos, uno en medio del pecho y el otro a la altura del hígado.

Tras los tiros, el agresor entró en pánico y se retiró del lugar dirigiéndose directamente a la sede policial.

El joven, en tanto, fue asistido por vecinos y por la propia compañera, quienes dieron aviso a la emergencia médica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico