Higiene bucodental en personas mayores

La falta de cuidados y el envejecimiento afectan a la salud bucodental de las personas mayores. Una buena higiene y seguir las siguientes recomendaciones te ayudará a solucionar y a prevenir problemas en tus dientes y prótesis.

Una buena higiene bucal evita las caries, el gran problema que puede provocar la pérdida de la pieza.
Los problemas bucodentales afectan a prácticamente la totalidad de las personas mayores. Solo hay que fijarse en los datos de la Organización Mundial de la Salud, que señalan que cerca del 30% de las personas del grupo poblacional de entre los 65 y los 74 años de edad no tiene dientes naturales. Esto puede deberse a que cerca del 100% de los adultos tiene alguna caries dental, problema que si no se trata puede derivar en la pérdida de la pieza.
Sin embargo, hay otros factores, entre los que se encuentra el propio proceso de envejecimiento, que afectan a la salud bucodental en la tercera edad.
CAUSAS DE PROBLEMAS BUCODENTALES
Uno de los principales enemigos de la boca de los mayores es su propia edad. El proceso de envejecimiento condiciona el estado de las encías y de las piezas dentales que, si además no se han cuidado debidamente durante los años previos, ya presentarán algún problema como la caries.
También suele ser común que haya una retracción de las encías, lo que origina que la raíz de la pieza dental esté más expuesta, con menos tejido de soporte y, por tanto, con menos sujeción y más probabilidades de pérdida.
A estas situaciones se le suman otros factores que afectan a la salud bucodental de los adultos mayores como:
Falta de higiene: problemas de movilidad o destreza, olvidos, o simple pereza, dan lugar a que no se sigan las recomendaciones higiénicas adecuadas, lo que origina diversos trastornos e infecciones.
Toma de medicamentos: algunos fármacos, como los diuréticos, los ansiolíticos, o los antiinflamatorios, entre otros, provocan una reducción de la producción de saliva, la cual se encarga de proteger los dientes y las encías. También algunos tratamientos médicos, como la quimioterapia, provocan efectos secundarios en la cavidad bucodental.
Exposición a agentes tóxicos: fumar o tomar bebidas alcohólicas afecta a la salud bucodental, más aún entre las personas mayores, que ya la pueden tener debilitada.
Padecer ciertas enfermedades: la artritis reumatoide, la diabetes, o la esclerosis múltiple, entre otras, presentan entre sus síntomas afecciones en la cavidad bucal. Además padecer demencia, párkinson o alzhéimer, dificulta o impide al paciente seguir una adecuada higiene dental. Por otro lado, quienes tienen hernia de hiato con reflujo gástrico pueden presentar un deterioro del esmalte del diente debido a la acidez de los jugos gástricos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico