Histórica condena al dueño del pitbull que mató a un nene

Los jueces consideraron que Horacio González fue responsable por la muerte del pequeño Santiago Veer, e indicaron que el dueño del animal había sido "oportunamente advertido por terceros sobre ataques de sus perros a otros animales y a personas".

El Tribunal Oral en lo Criminal IV de La Plata condenó en un fallo inédito a ocho años de prisión al propietario de un pitbull que en 2014 mató a dentelladas a un nene de dos años, en la localidad bonaerense de Alejandro Korn.
Los jueces Emir Caputo Tártara, Juan Carlos Bruni y Julio Alegre consideraron que Horacio González, acusado de "homicidio simple" con dolo eventual y quien no estuvo presente durante la lectura de la condena, fue responsable por la muerte del pequeño Santiago Veer, e indicaron que el dueño del animal había sido "oportunamente advertido por terceros sobre ataques de sus perros a otros animales y a personas".
La causa llegó a juicio luego de una firme instrucción del fiscal Alejandro Marchet, quien debió fundamentar la carátula de "homicidio" en más de una oportunidad ante sucesivos recursos en los que la defensa planteó ausencia de dolo en el hecho.
La fiscal del juicio, Claudia Cendoya, había pedido que fuera condenado por "homicidio simple", ya que el 29 de mayo de 2014 "el acusado, dueño de al menos nueve perros de esa raza, dejó al animal atado a un auto abandonado sin bozal ni cartel de advertencia y cuando la víctima, que estaba jugando, se acercó al rodado "fue atacada por el animal con mordidas en el cuello y otras partes del cuerpo, lo que le provocó la muerte"
En tanto, el abogado defensor Fabián Musto insistió en que se estaba ante un caso de "homicidio culposo" y que "de ninguna manera" podía calificarse la conducta de González como "dolo eventual".
En el fallo, dos de los jueces sostuvieron que González "introdujo un riesgo jurídicamente desaprobado generador de una situación de singular peligro de lesión para los bienes jurídicos de terceros, que se concretó en el mortal resultado sufrido por el pequeño".
"La muerte de Santiago Veer debe ser atribuida al imputado en comisión por omisión al actuar, y a él achacársele tal como si la hubiera provocado a través de un comportamiento activo", dice el fallo, al que tuvo acceso Télam. Fernando González es un criador que, según la familia del nene, había sido advertido y denunciado varias veces porque sus perros "eran muy violentos".
Por su parte, el condenado se quebró al tribunal y dijo: "Mi familia y yo pedimos perdón por todo lo ocurrido; si pudiera volver todo esto atrás, daría mi vida para que no se hubiera producido".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico