Histórico: Cataluña aprobó el plan para separarse de España

"Ni Cataluña se va a desconectar de ningún sitio, ni se va a producir ninguna fractura", aseguró en su réplica el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en un mensaje institucional desde Salamanca.

El parlamento regional de Cataluña aprobó ayer una declaración impulsada por las fuerzas independentistas mayoritarias con la que se da inicio a un proceso de ruptura con España para crear un nuevo Estado en forma de república, en un desafío inédito al gobierno español, que respondió de inmediato por la vía judicial.
"Ni Cataluña se va a desconectar de ningún sitio, ni se va a producir ninguna fractura", aseguró en su réplica el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en un mensaje institucional desde Salamanca.
"En el mismo momento en que se ha aprobado la declaración, el gobierno ha tomado una decisión contundente e interpondrá un recurso de inconstitucionalidad", explicó Rajoy, quien ya pidió un dictamen al Consejo de Estado -órgano consultivo- para poder firmar el miércoles el recurso que enviará al Tribunal Constitucional (TC) pidiendo la suspensión de la iniciativa catalana y "todos sus posibles efectos".
La declaración de secesión fue aprobada por 72 votos a favor y 63 en contra de los 135 diputados del parlamento catalán, donde los independentistas de la coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí) y sus socios anticapitalistas de la CUP suman mayoría absoluta desde las elecciones regionales del 27 de setiembre pasado.
Los dos grupos secesionistas acordaron esta resolución con la intención de abrir un "proceso constituyente" para sentar las bases del futuro "Estado catalán independiente en forma de república".
El texto, que fue rechazado por toda la oposición no independentista, anuncia de forma solemne lo que se ha denominado como "desconexión democrática" del Estado español.
Para ello, los secesionistas establecen un plazo máximo de 30 días para tramitar las leyes del "proceso constituyente, de seguridad social y de hacienda pública". Esto incluye preparar el terreno para elaborar la futura Constitución catalana.
Previendo la reacción del Ejecutivo español, los independentistas catalanes advierten que la "desconexión no se supeditará a las decisiones de las instituciones del Estado, en particular el Tribunal Constitucional", órgano que consideran "deslegitimado" desde que en 2010 recortó la última reforma de la ley de autogobierno catalana.
Romeva advirtió que los catalanes emprendieron una "revolución democrática" y el Estado español no podrá frenar el proceso con su "artillería legalista", en referencia a la esperada suspensión de la declaración por parte del TC.

HISTORICO DEBATE
Durante el histórico debate, los partidos opositores coincidieron que la declaración de secesión es ilegal porque es contraria a la Constitución española y el propio Estatuto catalán - ley de autogobierno-, e ilegítima puesto que los independentistas vencieron en las elecciones del 27 de setiembre pero no cuentan con más del 50% de los votos ni han celebrado un referéndum para llevar a cabo un proceso de secesión.
Con un discurso muy duro, el diputado Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Si que es Pot (Cataluña si que se puede) -coalición en la que está integrado Podemos- acusó a los secesionista de plantear "una declaración de insurgencia inviable" y de haber hecho una "interpretación tramposa de los resultados electorales".
"No tienen legitimidad para declarar la independencia", porque "no han alcanzado el 50% de los votos", subrayó el diputado de la izquierda, citando al propio líder de la CUP, Antonio Baños, quien reconoció que sin esos apoyos el proceso era inviable.
En tanto, Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, principal fuerza opositora en Cataluña, avisó a los secesionistas de la "locura" que están cometiendo con su desafió a la democracia y "poniendo en peligro el autogobierno".
"Lo que dice (la declaración) es que los gobernantes no tendrán que dar cuentas ante la Justicia (...). No es casualidad que los que están inmersos en este proceso son unos señores que tienen a su tesorero en prisión, sin fianza", remarcó, en referencia a uno de los graves casos de corrupción del partido de Mas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico