Homenaje al cabo Nelson Godoy: "murió por algo que realmente amaba"

Esta mañana se realizó un acto en el que la Unidad Regional de Policía recordó a sus mártires en el Cementerio Oeste. El padre del cabo Nelson Godoy, asesinado en 2012, recordó a su hijo y rescató el reconocimiento de la Jefatura policial.

Esta mañana las autoridades de la Unidad Regional de Policía de Comodoro Rivadavia depositaron ofrendas florales en homenaje a sus caídos en el cumplimiento de su deber.

Uno de los homenajeados en las filas policiales fue Nelson Godoy, el policía que falleció el 21 de julio del año 2012, un día después de haber sido baleado en la estación de servicio 13 de Diciembre cuando, estando de franco, tomó intervención en el asalto del que estaba siendo víctima uno de los playeros.

En la ceremonia, que se llevó adelante en el Cementerio Oeste y luego se trasladó a las instalaciones de la Unidad Regional, Miguel Godoy, padre del cabo Nelson Godoy, se mostró emocionado y agradeció el gesto de la Jefatura de Policía. "Vemos que los jefes y sus compañeros no se olvidan de él y veo que la nueva Jefatura se preocupó por reconocer a los caídos", remarcó.

También Miguel Godoy cuestionó que el crimen de su hijo "quedó impune" y acusó: "se sabe quién fue. El testigo clave se niega a declarar que mandó al frente al autor. Al negarse al declarar queda el caso con el beneficio de la duda. Quedó impune".

"Él murió por algo que realmente amaba" manifestó Godoy a los micrófonos de Radio Del Mar.

EL HECHO

Por el hecho fue juzgado y condenado en primera instancia, Bruno Daniel Alejandro Díaz, como autor del homicidio del cabo Godoy y se le aplicó la máxima pena: prisión perpetua. Sin embargo, en segunda instancia la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia lo absolvió.

Es que su rostro nunca fue observado por ninguno de los testigos habida cuenta que el autor llevaba un pasamontañas y una capucha, luego la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia del Chubut rechazó el recurso extraordinario que presentó la Fiscalía.

Se debe recordar también que el 27 de mayo de 2014, minutos antes de comenzar el juicio, se conoció que "Bizcocho" Barrientos se había fugado de la Seccional Séptima. En la clandestinidad estuvo hasta el 9 de junio del año 2015, cuando fue capturado en un asentamiento de Kilómetro11 y llevado a juicio dos meses después.

En la audiencia, al ser consultado por el tribunal, Barrientos se limitó a admitir su responsabilidad en el hecho que describió la Fiscalía, aceptando además el monto de la pena a cumplir y el tribunal pasó a deliberar y el primero de setiembre dio a conocer el rechazo de la homologación que ahora sí fue considerada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico