Homenajearon a hija de peón rural fusilado en huelgas de 1921

La Estancia "San Javier" fue epicentro el jueves de un homenaje que se realizó a Aurora López de Urrea, descendiente de Alejo López, quien fuera fusilado en las huelgas de 1921.

Caleta Olivia (agencia)
En su cumpleaños número 94, la ciudadana ilustre de Pico Truncado recibió un reconocimiento a través del cual se destaca la figura emblemática de su progenitor en pos de la defensa de los derechos de los trabajadores en la región, durante la denominada Patagonia Trágica.
La ceremonia que se realizó alrededor de las 16 en dicha estancia, anteriormente denominada "Los Pinos", ubicada en proximidades a Truncado, donde López oficiaba como delegado, contó con las presencias del intendente Omar Fernández y la presidenta de la comisión de fomento de Jaramillo- Fitz Roy, Ana María Urricelqui, entre otros.
En primer lugar se realizó el descubrimiento de una placa que reza: "a los caídos por la Livertá: memoria, verdad y justicia a Alejo López, peón rural argentino asesinado en diciembre de 1921 por el teniente coronel Varela en Jaramillo, junto al grupo de Facón Grande, quien partió desde el Establecimiento Los Pinos".
A través de la misma, también se destaca a Aurora como "única reclamante viva del cuerpo de su padre, nacida a dos meses del asesinato", quien visiblemente emocionada expresó que "fue un homenaje hermoso; nunca pensé que podrían hacer algo así".
En tanto, Urricelqui manifestó que "reivindicar esta causa de las huelgas del '21 es algo que me enorgullece y me llena de emoción".
La figura de Alejo López tomo relevancia durante los acontecimientos gestados en 1921, los cuales motivaron la producción del libro denominado "La Patagonia Rebelde", escrito por Osvaldo Bayer.
Vale recordar que los hechos se remontan a 95 años atrás, cuando ante la crisis de productos exportables tras la Primera Guerra Mundial, los estancieros quisieron reducir gastos, utilizando como variable de ajuste a los trabajadores.
Esta situación generó que los peones rurales se organizaran para exigir mejores condiciones laborales, iniciando en 1921 distintas huelgas que se extendieron hasta 1922 y que incluyeron la toma de algunas estancias, aunque ante el fracaso de las negociaciones todos los grupos de manifestantes fueron fusilados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico