Honrado por líderes políticos del mundo

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama; el ex mandatario estadounidense Bill Clinton; el presidente de España, Mariano Rajoy; y el primer ministro británico, David Cameron, rindieron ayer homenaje al legendario boxeador Muhammad Alí, fallecido a los 74 años en un hospital de la ciudad de Phoenix, Arizona, a causa de problemas respiratorios.
Obama lo reconoció como "un hombre que luchó por lo que era justo", en referencia a su defensa por la igualdad de todas las personas. "Muhammad Alí sacudió el mundo. Y el mundo es mejor gracias a él. Todos somos mejores por ello. El Alí que llegué a conocer cuando crecí, no era sólo un poeta tan hábil en el micrófono como lo era en el ring, sino un hombre que luchó por lo que era correcto. Un hombre que luchó por nosotros", consideró en un comunicado que también expresó el pésame de la primera dama, Michelle Obama.
En su nota, el presidente de Estados Unidos confesó que en su estudio privado, al lado del despacho Oval, guarda un par de guantes y una fotografía de Muhammad Alí cuando era un joven campeón mundial de sólo 22 años y "rugía como un león", tras haber derrotado al boxeador Sonny Liston en Lewiston.
Al destacar su fuerte compromiso social, Obama recordó cuando se mostró públicamente junto a Martin Luther King y el ex presidente sudafricano Nelson Mandela.
"Estuvo con ellos, se plantó cuando era difícil, manifestó su opinión cuando otros no lo hacían. Su pelea fuera del ring le costaría su título y su posición pública. Le ganaría enemigos de la izquierda y la derecha, que le maldijeron y casi le envían a la cárcel. Pero Alí se mantuvo firme", destacó.
Por su parte, el ex presidente Clinton declaró: "El fallecimiento de Muhammad Alí nos entristece a Hillary (su esposa y candidata demócrata a la presidencia) y a mí. Desde el día en que ganó la medalla de oro olímpica en 1960, los aficionados al boxeo de todo el mundo supieron que asistían a una mezcla de belleza y gracia, velocidad y fuerza, que quizá nunca llegue a igualarse".
"Lo vimos crecer desde la descarada confianza de la juventud y el éxito a una madurez llena de convicciones políticas y religiosas que lo llevaron a tomar decisiones difíciles y vivir con las consecuencias", describió.
"Tuve el honor de entregarle la Medalla Presidencial de los Ciudadanos en la Casa Blanca, de verlo prender la llama olímpica y de forjar una amistad con un hombre que, a través del triunfo y las dificultades, se hizo aún más grande que su leyenda. Nuestros corazones están con Lonnie, sus hijos y toda su familia", agregó el ex mandatario demócrata.
Por su lado, Cameron distinguió a Alí "no sólo como un campeón en el cuadrilátero, sino como un campeón de los derechos civiles y un modelo a seguir para tanta gente", en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.
Finalmente, el presidente español, Rajoy, lamentó su muerte, dijo que será recordado como "un campeón legendario y mito del boxeo", y calificó su vida como "una historia de éxito y superación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico