Hoy se conocerá si habrá condenas por el homicidio de Expósito Moreno

El resultado de la deliberación del tribunal que condujo el juicio oral y público por el homicidio de Domingo Expósito Moreno se conocerá hoy a las 12, cuando se retome el cuarto intermedio dictado tras el alegato de los defensores de Sergio Solís y Nadia Kesen, quienes llegaron a esta instancia acusados como autor material e instigadora, respectivamente. La Fiscalía y la querella pidieron que los declaren penalmente responsables, mientras que las defensas reclamaron la absolución de ambos bajo el argumento de falta de pruebas.



El tribunal que preside el juez penal Mariano Nicosia e integran los jueces Jorge Odorisio y Daniela Alejandra Arcuri, dará a conocer este mediodía el veredicto al cual arribaron tras deliberar desde el martes. A las 12 fueron convocadas las partes y allí será anoticiada respecto a la existencia o no de responsabilidad penal.
En su alegato, el fiscal Adrián Cabral pidió que Sergio Solís sea declarado penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y alevosía, en calidad de autor material, mientras que a Nadia Kesen le atribuyó ser la instigadora y el agravante de haber sido pareja de la víctima. En los mismos términos, Sergio Romero –abogado querellante que representa a Carolina Gayá, última pareja de Expósito Moreno-, pidió la declaración de responsabilidad.
Los acusadores público y privado entendieron que se probó en el debate la teoría criminal que referenciaron en la apertura del debate y que se aportó "prueba indiciaria, testigos de oída", como así también "la ubicación en el lugar a través del satélite del celular", de Solís. A la vez, el fiscal dijo que sus características físicas son coincidentes.
En similares términos se refirió el querellante para concluir en el pedido de declaración penal para ambos por considerarlo autor material a Solís e instigadora a Kesen.
Mientras, la defensora pública Lucía Pettinari reclamó la absolución de su pupilo y afirmó que Solís se encontraba en un lugar distinto al del crimen, lo cual dijo haber probado en el debate con la prueba arrimaba al juicio. En su exposición además cuestionó el agravante de la alevosía y pidió que la misma sea quitada por el tribunal para el caso de que entienda que corresponde dictar la responsabilidad penal.
El abogado Guillermo Iglesias, en tanto, reclamó la absolución de su asistida y una ejemplar imposición de costas para los acusadores, sobre quienes sostuvo: "no sólo no probaron el caso, sino que no tienen ningún caso. No aportaron medios idóneos para mostrar y acreditar la inducción. Yo probé mi caso. Es más fácil probar la verdad que una mentira".
A todo esto, hay que señalar que declaró poco más de 42 por ciento del total de testigos que fueron ofrecidos para todo el debate, mientras que el resto fue desistido tanto por convención probatoria o por sobreabundancia, según lo considera la parte que lo hubiera ofrecido.
El debate se desarrolló desde el 5 de setiembre y en el caso de que hoy se declare responsabilidad penal de alguno de los acusados, se deberá realizar el juicio de cesura para discutir el monto de la pena.

ASESINATO
Hay que recordar que el homicidio de Domingo Expósito Moreno se produjo en la noche del 25 de junio de 2014 cuando este arribó junto a su novia, Carolina Cayá, a la casa que ambos compartían en Santa Cruz al 500. En frente de la misma se encontraba un Volkswagen Gol estacionado, con el motor en marcha y las luces apagadas. De él bajó un individuo robusto, con ropas negras y la cara tapada. Con un revólver Magnum 44 efectuó cinco disparos contra la víctima, que falleció en el lugar.
La investigación se centró contra la ex pareja de Expósito Moreno a partir de la disputa que ambos tenían por la tenencia de la hija que habían tenido en España, a quien la madre la trajo a Comodoro Rivadavia sin autorización del padre, pero a quien le informó la decisión una vez llegada a destino.
La justicia local, luego de varias instancias y a partir de la causa de restitución internacional que se inició en el país de origen de la niña, ordenó la criatura vuelva con su padre y su madre a España para definir allí la cuestión y cinco días antes del viaje se produjo el asesinato.
A Solís, pareja que Kesen tenía al momento del crimen le atribuyeron la autoría material, mientras que a la mujer la acusaron como instigadora. En el juicio ella declaró que nada tenía que ver con el homicidio y que desde hace dos años sufre una condena social.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico