Hubo ráfagas de 111 kilómetros y a una familia le llevó la casa

El Servicio Meteorológico Nacional informó que las ráfagas alcanzaron los 111 Km/hora. El fenómeno generó complicaciones en diferentes puntos de esta ciudad, como voladuras de techos y caída de carteles y de árboles. Una familia del San Cayetano perdió todo cuando el techo y uno de los paneles de su vivienda volaron producto de las fuertes ráfagas. Se espera que el viento continúe en los próximos días, por lo que en Defensa Civil se reforzaron las guardias.

El viento volvió a ser protagonistaen Comodoro Rivadavia. Es que ayer, a las 6, las ráfagas alcanzaron una máxima de 111 Km/hora generando que el personal de Defensa Civil tuviera que intervenir para evitar daños y heridos al caer árboles y carteles, mientras otros amenazaban con desprenderse.
Las complicaciones se multiplicaron durante toda la jornada, por lo que se tuvo que reforzar el personal del organismo municipal para auxiliar los reclamos de los vecinos. Pese a esto, no se pudo hacer nada para que la vivienda de Sara Pozas y Alexis Dizcuantonio cediera ante las fuertes ráfagas.
La pareja había salido para realizar unos trámites y cuando volvieron se encontraron con que el techo y uno de los paneles de su vivienda fueron destruidos. Las pertenencias de las Sara y Alexis se esparcieron por toda la cuadra aumentando la angustia de la pareja que en dos meses espera la llegada de su primer hijo.

DESESPERADOS

La situación llevó a que los damnificados dieran alerta a Defensa Civil y a la Secretaría de Desarrollo Humano y Familia para recibir asistencia, pero las autoridades les informaron que solo se elaboraría un informe y les ofrecieron alojamiento temporal en el Gimnasio Municipal 3 del barrio Abásolo.
La pareja se manifestó en contra de esta propuesta ya que explicaron que hace más de dos años el municipio se había comprometido a construir un módulo habitacional porque había cedido una parte de su terreno cuando se construyó un playón deportivo y un paredón.
“Nos hicieron desarmar la mitad de la casa porque, supuestamente, un dormitorio invadía el terreno. Nosotros aceptamos reducir nuestra casa cuando nos prometieron una mejora habitacional, con un acta firmada, de seis meses a un año pero nunca hicieron nada”, aseguró Sara.
Sin embargo, los damnificados sufrieron las consecuencias del temporal cuando el paredón que construía el municipio cedió y terminó inundando la vivienda, perdiendo gran parte de sus pertenencias. "Nos quedamos con un espacio chiquito donde no entraba una mesa. Ahí volvimos a pedir la ayuda de la Municipalidad pero nunca tuvimos respuestas y ahora se voló todo por el viento”, lamentó.
"Yo no puedo volver a mi casa porque ya no la tengo. Esto es culpa de ellos. Mañana (por hoy) tenemos que presentar el acta con la que se comprometió la Municipalidad a ayudarnos en (la Secretaría de) Desarrollo Humano para que la adjunten con el informe que se realizó hoy (por ayer). Lo peor es que nos dijeron que esto puede tardar meses y nosotros no tenemos dónde dormir”, agregó.
En consecuencia, los damnificados trataban de salvar las pocas pertenencias que no habían sido destruidas por el viento y solicitaron solidaridad para tratar de construir su hogar lo más rápido posible. Los interesados en colaborar con Sara y Alexis pueden comunicar con el teléfono 2975381346. "Estaremos agradecidos con cualquier mano que puedan dar", dijeron.

NO TRASLADARON LOS MOLINOS

La intensidad de las ráfagas fue disminuyendo durante la tarde, pero esto igual produjo problemas en algunos semáforos. Uno de ellos fue el que se encuentra en ruta Nacional 3 y Estados Unidos, que dejó de funcionar durante algunas horas, generando complicaciones en el tránsito de ese sector.
El viento también demandó que se tuviera que reprogramar el traslado del equipamiento destinado a la construcción de molinos eólicos en Manantiales Behr.
El operativo, que habían diagramado el área de Tránsito municipal y la administración de Vialidad Provincial, establecía que en primer término se trasladen las columnas, que tienen una longitud de 30 metros cada una y luego el resto del equipamiento.
A todo esto, el Aeropuerto General Mosconi no registró cancelaciones o demoras en ninguno de los vuelos.
Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), las ráfagas continuarán durante los próximos días, pero no con la intensidad que se registraron ayer.
En el sur y centro de Chubut rige un alerta meteorológico por un frente frío que se desplaza sobre el área de cobertura provocando una intensificación de los vientos del sector oeste. En consecuencia, las ráfagas continuarán durante los próximos días pero irán disminuyendo en su intensidad.
Para hoy se espera una mínima de 12 grados y una máxima de 14 grados con un cielo parcialmente nublado con posibles precipitaciones por la tarde, mientras que el jueves estará ventoso durante las primeras horas y el cielo estará nublado, con una mínima de 5 grados y una máxima de 11.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico