Hugo Lobo: "me siento al margen del ambiente rockero"

Bajo el nombre de "Stay rude!", el gran referente de la música jamaiquina en la Argentina presenta un trabajo en donde intensifica su faceta compositiva, la cual comenzó a mostrar en los últimos discos de Dancing Mood y en su ópera prima.

El músico Hugo Lobo aseguró que se siente "al margen del ambiente rockero" por no identificarse con la actitud de muchos de sus colegas, de quienes sostuvo que "se terminan transformando todos en lo mismo", a partir de las similitudes "en su estética, su manera de hablar y su estilo de vida".
"No me siento identificado, no pertenezco. Sé que estoy dentro porque soy parte del rock nacional pero no me codeo con otros colegas. Digamos que paso por el costado. Pareciera que a todos les importa sólo la plata y no veo nada que sostenga las letras o los mensajes que dan", cuestionó el líder de Dancing Mood, en diálogo con Télam.
El trompetista se diferenció al destacar que trata de "compartir e invertir en cosas que resultan interesantes" y, al respecto, subrayó que desde su lugar trata de "generar cosas y trasmitir la experiencia a los más pibes".
"Trato de no irme ideológicamente de donde siempre estuve. No me voy de ahí, me vaya bien o más o menos", aclaró.
Como ejemplo de su postura a la hora de hacer música basta con revisar su intensa actividad, que el año pasado incluyó el lanzamiento de su primer trabajo solista "Street feeling" y un nuevo disco con Dancing Mood, titulado "Ska Explosión"; a lo que ahora le suma un segundo álbum en solitario.
Bajo el nombre de "Stay rude!", el gran referente de la música jamaiquina en la Argentina presenta un trabajo en donde intensifica su faceta compositiva, la cual comenzó a mostrar en los últimos discos de Dancing Mood y en su ópera prima.
La nueva placa presenta doce títulos, entre los que sólo hay dos covers: "Left with a broken heart", de M. Johnson, cantada por Pablo Molina; y "Clean up woman", de Clarence Reid y Willie Clarke, que interpreta Débora Dixon.
En el disco, Lobo tocó vientos, teclados, batería y bajo y cuenta con la colaboración de invitados de lujo, entre los que se destaca Val Douglas, bajista de Skatalites, banda pionera del ska jamaiquino.
"Este disco me agarró en un buen momento compositivo. Tenía mucha data que largar y lo hice en este disco. Hay un estilo más personal que ya se veía en los últimos trabajos de Dancing Mood. En lo estilístico se nota más mi mano. Si se compara con lo que hago con las versiones, se nota que esto es más puro, más crudo", definió el trompetista.

PROCESO DE GESTACION

Según explicó, el álbum se fue gestando en medio de los "casi 200 shows" que ofreció por todo el país desde el lanzamiento de su primer trabajo solista, para los cuales recurrió a diferentes músicos locales de cada lugar en donde se presentó.
"Le saqué el jugo al primer disco y después de casi 200 shows el repertorio empezó a ser el mismo, entonces ya tenía ganas de tocar cosas nuevas, pero yo no soy de tocar cosas nuevas si no están grabadas antes. No sé por qué. En cuanto encontré el hueco y sentí que había pasado un tiempo lógico, me puse a trabajar en el nuevo disco", detalló.
A la hora de definir qué temas propios interpretará en su faceta solista o cuáles arreglará para tocar con Dancing Mood, el trompetista no tiene dudas, debido a que "desde un principio está claro la cantidad de instrumentos que la canción requiere".
"Cuando compongo, ya lo pienso para la cantidad de instrumentos que va a tener, quién lo va a tocar. Tal vez podría tocar algunos de los temas de 'Stay rude!' con Dancing Mood, pero le sobrarían instrumentos. Estas canciones están hechas con otra crudeza, son para tres caños, no para siete. De ninguna manera son temas que sobraron y los meto en un disco solista", dijo.
La intensa agenda de presentaciones, su labor con Dancing Mood y su trabajo al frente de la Orquesta Vamos los pibes, que brinda educación musical a jóvenes carenciados en la sede del Club Atlanta, son las principales actividades de este artista que asegura que ya no hay lugar para aportar su toque a otros proyectos ajenos.
"Me quedo con esto en esta etapa de mi vida. No trabajo más de sesionista. No tengo ganas ni tiempo. No hago más el trabajo de taxi boy musical" bromeó el trompetista, quien también puso punto final, por el momento, a su colaboración con Los Fabulosos Cadillacs, tras la grabación de disco "La salvación de Solo y Juan".
"Grabé el disco, hice arreglos pero no estoy en la gira. Las cosas se dieron así y no hay problema. No hay nada cerrado. Veremos qué pasa en el próximo disco", aclaró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico