Huracán obtuvo un necesario triunfo sobre Unión de Santa Fe

En su pelea contra el descenso, le ganó 1-0, con gol de Alejandro Romero Gamarra a los 30 minutos de la primera etapa, por la 28ª fecha del Campeonato de Primera División. El "Globo" condenó automáticamente a la Primera B Nacional a Atlético de Rafaela y Sarmiento de Junín.

En su lucha por eludir el descenso, Huracán logró anoche una importantísima victoria sobre Unión de Santa Fe, por 1-0, en la continuidad de la fecha 28 del torneo de Primera División.
El equipo dirigido por Juan Manuel Azconzábal se impuso con la solitaria conquista de Alejandro Romero Gamarra, a los 30 minutos de la primera etapa, tras recibir una cesión de Ignacio Pussetto.
El resultado registrado ayer en Parque de los Patricios condenó automáticamente a la Primera B Nacional a Atlético de Rafaela (1,010) y Sarmiento de Junín (0,986), quienes todavía no jugaron por esta antepenúltima jornada del campeonato.
Es que el 'Globo' quedó con un promedio de 1,121, con lo que metió en zona de descenso a Olimpo de Bahía Blanca (1,097), que jugará mañana ante Independiente, en Avellaneda.
El triunfo de Huracán se justificó en la primera mitad, cuando el local asumió la iniciativa y buscó la apertura desde el comienzo. Es cierto que el funcionamiento colectivo no fue un relojito, pero el dibujo táctico 4-3-3, más una cierta apatía del 'Tatengue' benefició la postura de un conjunto 'quemero' que siempre insistió.
Y así, a los 30m., se dio la apertura de la pizarra, con una jugada por el sector derecho, que derivó en un centro que controló Pussetto, quien tocó atrás para Romero Gamarra, que empalmó un remate rasante que ingresó por abajo, pese a la estirada del arquero uruguayo Matías Castro.
Con la ventaja en su poder, el equipo local sacó a relucir un perfil menos audaz, dividiendo la posesión de la pelota. Pero Unión abusó de centralizar el juego, no fue profundo y casi no tuvo chances para empatar. Más allá de los cambios introducidos por su DT, Pablo Marini.
Una doble tapada de Marcos Díaz, a los 14 minutos, ante disparos de Soldano y Gamba, fue -quizás- una de las más claras oportunidades que tuvo Unión para acercarse al empate.
El público del 'Globo' aguardó con impaciencia y angustia el final, porque en una jugada de pelota detenida, cuando se cumplían 50 minutos, el zaguero Erramuspe metió una palomita que salió al lado del palo izquierdo de Díaz.
Huracán sumó oxígeno en la pelea y aguardará el partido con Lanús (jueves 22, a las 17:10) con otro entusiasmo. Unión, que lleva 13 encuentros sin ganar en condición de visitante, intentará modificar la imagen en el duelo que sostendrá con Independiente (jueves 22, 21:30).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico