IAPG pone la mirada en la tecnología aplicada a la producción petrolera

Más de una quincena de trabajos técnicos fueron expuestos para conocer qué avances tecnológicos para optimizar la producción están vigentes en la cuenca. Una clave para no quedarse atrasados es la formación de la mano de obra.

El IAPG (Instituto Argentino del Petróleo y del Gas) enfocó sus jornadas de producción en la tecnología y en cómo volver más eficientes y seguros los yacimientos. La mano de obra necesitará más capacitación para afrontar los nuevos desafíos y estar a tono con los avances.
La jornada contó con una quincena de trabajos técnicos en el Austral Hotel, ante la presencia de ingenieros y otros responsables de áreas de producción y exploraciones de empresas petroleras. Además, hubo tres premios para los trabajos que el comité de organización consideró más significativos.
"Lo más importante es dar a conocer trabajos concretos más allá del resultado, si ha sido bueno o malo. Porque esto es una cuestión de progreso, la tecnología hay que aplicarla y pasar por todo un proceso de conocimiento y experiencia", dijo Conrado Bonfiglioni, gerente Seccional Sur del IAPG.
"Eso es lo que analizamos acá para que las operadoras y las empresas de servicios se informen acerca de lo que se está avanzando y cuál es hoy la tecnología más moderna que llega a nuestra cuenca", repasó el responsable de la gerencia regional de este organismo, en diálogo con El Patagónico.
Los trabajos que recibieron premiación fueron uno sobre "Tablero de control de pozos y otro de "Pozos con HGOR" –pozos de alta relación gas-petróleo-, ambos de realizados por referentes de Pan American Energy, y otro denominado "Proyecto de gas somero en el flanco norte de la cuenca del Golfo San Jorge" por técnicos de YPF.
"No hay que perder de vista a los recursos humanos porque siguen siendo los encargados de poner en marcha estas tecnologías que hemos visto. Así que son tan importante como saber invertir en tecnología útil para una mayor y mejor producción", manifestó Bonfiglioni a este medio.
Bonfiglioni apuntó que la tecnología no sirve por si sola sino que requiere de gente que pueda analizar los datos entregados u operar con destreza "los fierros". Solamente con esa mirada es posible llegar a la calidad, que se traduce en mayor producción y menores costos, destaca el referente del IAPG.
Al mismo tiempo, la formación del recurso humano es una clave para no atrasar estos procesos de evolución tecnológica. "Si no hubo capacitación evidentemente vas a perder un año de formación para que la gente aprenda determinada tecnología. Si ya están capacitados, están listos para empezar a trabajar", evaluó.
Si el personal no está capacitado para las tecnologías que se vienen, las empresas tendrán que buscarlos afuera del país con el correspondiente costo. Ese mix de tecnología y capacitación es clave, de acuerdo a las conclusiones de estas jornadas del IAPG desarrolladas en Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico