Ignacio Montoya Carlotto presenta un "Septeto" que cuestiona la tradición

"Las formas de música argentina, sus maneras bailables tradicionales, nacieron como una necesidad. Fue la necesidad de un momento y es algo que luego se estandarizó. Y a los que vinimos después no nos sirve ese molde", reflexionó Carlotto.

El compositor y pianista, Ignacio Montoya Carlotto, que transita entre los aires del jazz y el folclore, reafirmó su propio lugar en el universo musical con la edición del primer disco de su actual formación, "Septeto", que se aleja -sin romper- con las formas tradicionales de la música argentina que -asegura- "nos presenta moldes que ya no nos sirven" a los instrumentistas de esta generación.
"Las formas de música argentina, sus maneras bailables tradicionales, nacieron como una necesidad. Fue la necesidad de un momento y es algo que luego se estandarizó. Y a los que vinimos después no nos sirve ese molde", reflexionó Carlotto, que presentará su disco el domingo 9 de octubre a las 17 en la Usina del Arte (Caffarena y Pedro de Mendoza), con entrada gratuita, y el jueves 27 a las 21 en el escenario de Caras y Caretas (Sarmiento 2037).
"Claro que de las formas tradicionales tomamos ciertas cuestiones rítmicas, los aires, algunas orquestaciones. Son moldes que en algún momento debieron funcionar muy bien y debió ser, incluso, muy difícil en su momento escaparse de eso. Pero hoy la prosa ha cambiado. Y las cosas ya no tienen las mismas rimas, las mismas décimas. La vida no es la misma y la música también refleja eso. Entonces es natural que la música también empiece a torcerse un poco", expresó el músico en diálogo con Télam.
Ese ambicioso sentido se expresa en "Septeto", el primer disco de la nueva formación liderada por Carlotto y el tercero de su cuenta personal. Y fue el primer álbum editado luego de que en 2014 se conociera su origen biológico como hijo de Laura Carlotto y Walmir Oscar Montoya y nieto de Estela, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, que lo ubicó en un lugar de trascendencia pública del que intenta mantener distancia.
Desde entonces consolidó su grupo integrado por Inés Maddío (voz), Ingrid Féniger (clarinete, clarinete bajo y saxo), Luz Romero (flauta), Velentín Reiners (guitarra), Nicolás Hailand (contrabajo) y Juan Simon Maddio (batería); que demuestra el compromiso con la idea del ensamble y los renunciamientos individuales que eso supone.
Télam: ¿Por qué elegiste, desde el punto de vista estrictamente musical, esta forma de ensamble?
Montoya Carlotto: Probé muchas cosas en algún momento antes de armar el grupo. Tenía como dos cosas que quería llevar adelante. Por un lado el costado camarístico, con cierta sonoridad de maderas; con la flauta, el clarinete; y, por otro, que también que tuviera algo de banda de jazz, que tuviera una sección rítmica. Quería encontrar la manera que todo eso conviviera en un mismo colectivo. Los grupos grande son más difíciles de mover, pero a la vez son más sugerentes para el público.

"CANCIONES ARGENTINAS"
T: El disco tiene un énfasis en la composición que, si bien se aproxima al aire folclórico, tiene una forma indócil. ¿Te proponés evitar la repetición?
MC: Un poco de eso hay. También tengo la suerte de que no me salen zambas y chacareras de la forma más clásica; así, bien armaditas, con compases perfectos, una introducción, etc., pensada para que la gente la baile. Y cuando empiezo a trabajar la música voy para otro lado. A armarla como un rasti. No me es natural la forma tradicional. Me pone incómodo. Pero tampoco me es natural salirme de ese andar folclórico, que está siempre, pero un poco a lejos.
T: ¿Te interesa la disputa simbólica de que tu música quede bajo el imaginario de una determinada palabra, como el folclore o el jazz.
MC: Estaría buenísimo eso para los objetivos de ventas de los discos. O para los diarios, que le ponen en cada lado un rótulo diferente. Toco mucho en los clubes de jazz pero con este grupo no hemos tocado nunca en esos lugares. Nos ha pasado que en alguna provincia algún público espere algo que no es lo que nosotros tocamos, pero por suerte casi siempre escucharon algo antes y se genera una referencia. Tocamos lo que nos sale. Serían canciones argentinas que no son rock. Las nuevas canciones de rock ya no tienen nada de nuevo ni de argentino. Así que estas quizá son simplemente eso: canciones argentinas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico