Impactante hallazgo en la tumba de Tutankamón

Estos hallazgos confirmarían la hipótesis del arqueólogo británico Nicholas Reeves, el cual consideró que hay una cámara sin descubrir en el sepulcro de Tutankamón, después de haber observado unas pequeñas hendiduras precisamente en el muro norte de la tumba.

Las impresionantes estructuras de la cámara donde yace el cuerpo del faraón Tuntankamón podrían esconder uno de los grandes misterios de la historia: la momia de Nefertiti.
La noticia se desprende de los anuncios realizados por el ministro egipcio de Antigüedades, Mamduh al Damati, quien reveló que se descubrieron dos "huecos o cámaras" ocultos detrás de los muros de la tumba, situada en la ciudad egipcia de Luxor. Esos espacios hallados, podrían ser tanto "cámaras como corredores" dentro de los que también se detectó material orgánico y metálico.
El estudio dirigido por el experto japonés Hirokatsu Watanabe reveló que seguramente "hay algo" detrás de los muros norte y oeste de la cámara funeraria del llamado "faraón niño", dijo Damati.
Detrás del muro norte, se detectó un hueco o nicho de hasta 1,5 metros de diámetro y 2 metros de profundidad, según el análisis con rayos infrarrojos realizado a finales del pasado mes de noviembre en el sepulcro de Tutankamón.
Asimismo, el escaneado reveló que en la pared norte existe un hueco, quizás una puerta de acceso a la cámara oculta, que fue cubierto con material más ligero que el resto de las paredes hechas de piedra maciza, precisó Damati.
Al Damati explicó en una rueda de prensa en El Cairo que su departamento está seguro al 90% de esta hipótesis, pero que todavía son necesarios más escáneres y análisis, que se realizarán a finales de este mes.
Preguntado por Efe al término de su intervención, el ministro apuntó que esos espacios podrían ser tanto "cámaras como corredores" y que también se ha detectado material orgánico y metálico.
Estos hallazgos confirmarían la hipótesis del arqueólogo británico Nicholas Reeves, el cual consideró que hay una cámara sin descubrir en el sepulcro de Tutankamón, después de haber observado unas pequeñas hendiduras precisamente en el muro norte de la tumba, indicó la agencia EFE.
Según Reeves, detrás de esa pared podría situarse la cámara funeraria de la reina Nefertiti (madrastra de Tutankamón), aunque Damati apuntó en varias ocasiones que podría albergar también la momia de la reina Meritatón (hija y mujer de Akenatón, padre de Tutankamón) o incluso la de la madre del "faraón niño", Kiya.
Tutankamón murió joven, tras un breve reinado entre 1332 y 1323 antes de Cristo aproximadamente, pero fue el descubrimiento de los tesoros intactos de su tumba lo que hizo que se desatara una fiebre por la egiptología.
Contrariamente a las necrópolis de otros faraones que fueron prácticamente todas saqueadas, la de Tutankamón, descubierta en noviembre de 1922 por el arqueólogo británico Howard Carter, contenía más de 5.000 objetos intactos, de 3.300 años de antigüedad, muchos de ellos de oro masivo.
Akenatón era el padre de Tutankamón. Nefertiti, de legendaria belleza, era su esposa principal, pero no la madre de Tutankamón. Ejerció una fuerte influencia durante el reinado de su esposo y su figura fue siempre objeto de deseo. Se creía que su belleza era única y detrás de ella habitaba una mujer implacable. Todos ingredientes para intentar descubrir su último refugio, un misterio de tres mil años para la ciencia y la historia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico