Implican a un ex futbolista de la CAI en un homicidio ocurrido en Mendoza

Hasta ayer no había citación judicial contra Luciano Cabral, volante surgido de la Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia y que actualmente juega en el Atlético Paranaense de Brasil, pero estaría involucrado en el asesinato ocurrido en General Alvear, su ciudad natal. El futbolista hoy se pondría a disposición de la Justicia.

El mendocino Luciano Cabral se formó como futbolista en la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) de Comodoro Rivadavia y allí comenzó la carrera que lo llevó al fútbol brasileño tras su paso por Argentinos Juniors. Sin embargo, en las últimas horas se habría visto implicado en un homicidio por el que está detenido su padre.
Según pudo confirmar El Patagónico, el joven que actualmente juega en la Primera División del Club Paranaense de Brasil, no registra pedido de captura pese a lo que informaron distintos medios periodísticos nacionales.
Fuentes oficiales precisaron que la Justicia de General Alvear no libró ningún tipo de citación contra el volante.
No obstante, el jugador hoy se presentaría ante el juez de la causa junto a un abogado de confianza para ponerse a disposición y descartar cualquier tipo de vinculación con el asesinato ocurrido el domingo. Incluso, ayer paseó por el centro de su ciudad natal sin ningún impedimento judicial.
En cambio, su padre Oscar Cabral (44) se encuentra detenido en relación al crimen al igual que un adolescente de 17 años.
El padre del futbolista se habría adjudicado la autoría de la violenta muerte de Joan Ariel Villegas (27), quien durante la mañana del domingo fue hallado con el cráneo y el rostro destrozados por los golpes recibidos.
Oscar Cabral fue apresado durante la tarde del domingo en su domicilio y ayer fue imputado por el delito de homicidio simple, tras lo cual quedó alojado en la penitenciaría de San Rafael.
La víctima fue atacada durante la mañana del domingo de Año Nuevo y recibió todo tipo de golpes en el rostro y cabeza. La Policía Científica secuestró escombros que tenían manchas de sangre y que habrían sido utilizados para atacarlo.
El futbolista surgido en la CAI regresó en los últimos días de Brasil para celebrar las fiestas de fin de año junto a su familia.
Hay que recordar que el deportista de 21 años se nacionalizó chileno para disputar el Sudamericano Sub 20 de 2015.
Sus buenas actuaciones cuando Argentinos Juniors aún estaba en Primera División despertaron el interés de grandes equipos como River Plate, pero emigró al Paranaense.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico