Imputan a los adolescentes que asaltaron al director de la Oficina Judicial de Sarmiento

El juez Daniel Pérez formalizó ayer la investigación contra los dos menores de 17 años, detenidos por el robo armado que el sábado sufrieron el funcionario judicial Oscar Garcés y su familia. La Fiscalía pidió que sean alojados en el COSE, pero el defensor público presentará un informe socio ambiental para que cumplan arresto domiciliario.

La audiencia de control de la detención y apertura de la investigación se desarrolló ayer en la Oficina Judicial de Sarmiento en la que se desempeña como director la propia víctima del asalto. El hombre, junto a su mujer y su hijo, vivieron momentos dramáticos al ser amenazados con armas.
El acto estuvo presidido por el juez Daniel Pérez. En el comienzo, la fiscal Laura Castagno relató que el sábado a las 7:10 cuatros delincuentes irrumpieron en la casa de Garcés, en las 22 Viviendas ubicadas en el barrio Buzzo. Ingresaron por la puerta principal de la casa y uno de los ladrones se dirigió a una de las habitaciones con un arma de fuego, amenazó de muerte al funcionario judicial, a su esposa y al hijo de corta edad. El malviviente les exigía la entrega de dinero, teléfonos celulares y otros elementos de valor.
En esos instantes la familia permaneció en la alcoba desde donde escucharon que el resto de los integrantes de la banda revolvían y destruían objetos en las otras dependencias.
Luego de que los asaltantes huyeron, Garcés alertó a la policía. También aportó datos de la descripción de la vestimenta de uno de los sospechosos. Minutos después, los efectivos atraparon a un joven cuyas prendas de vestir coincidían con las referencias brindadas por las víctimas. Antes de ser reducido, el individuo arrojó algunos objetos sobre la vía pública e intentó buscar resguardo en una vivienda del barrio Federal II.
El otro adolecente fue detenido cuando trasladaba un televisor de grandes dimensiones por las calles del barrio Buzzo. El damnificado denunció que les robaron un televisor Led de 42 pulgadas, una máquina de juegos, un reproductor de DVD, la cartera de mujer, una billetera con dinero, documentación y tres teléfonos celulares. La policía recuperó parte del botín.

PRESOS POR 48 HORAS
La fiscal solicitó al magistrado que declare legal la detención de los dos adolecentes y requirió un plazo de seis meses para culminar la investigación. Castagno además consideró que existen elementos de convicción suficientes para sostener que los imputados son probables autores del robo.
En consecuencia, solicitó que sean trasladados y alojados al Centro de Orientación Socio Educativo (COSE) de Trelew por el plazo de tres meses. Sus fundamentos se vincularon con los riesgos procesales de obstrucción de la investigación y la pena en expectativa que sería de cumplimiento efectivo.
Por su parte el abogado de la defensa pública, Guillermo Oyarzún, se opuso a la apertura de la investigación de la causa. A su criterio, la fiscal no aportó elementos que permitan asociar la participación de sus defendidos con el asalto. Pidió que se declare ilegal la detención de los jóvenes y se opuso al eventual traslado al centro de detención.
Por su parte la asesora de Menores, Gabriela Francisco, adhirió a los planteos de la defensa. El magistrado declaró legal la detención de los sospechosos y los imputó por el delito de robo doblemente agravado por haber sido cometido con arma de fuego, en poblado y en banda, en grado de tentativa.
Con respecto a las medidas de coerción, Pérez otorgó un plazo de dos días a la defensa para que presente un informe socio ambiental en relación al arresto domiciliario que solicitó Oyarzún. En base a ese documento se resolverán las medidas de seguridad planteadas dentro de 48 horas, informó el juez. Hasta tanto, los menores continúan detenidos en la comisaría local.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico