Imputan a los padres de Zumara Orias por homicidio culposo

La Justicia de Trelew formalizó ayer la causa por la muerte de la bebé que tenía un año y cinco meses cuando en noviembre de 2014 cayó a un canal de la zona de chacras. El fiscal Fabián Moyano argumentó la falta de cuidado de sus padres, quienes estaban en presunto estado de ebriedad. La defensa pidió otra vez la reserva federal del caso.
A pesar de las numerosas denuncias contra el fiscal del caso para removerlo y el paso del tiempo, el juez Marcelo Nieto Di Biase ayer formalizó la investigación preparatoria a juicio contra los propios padres de la pequeña Zumara Orias.
Por pedido del fiscal general Fabián Moyano, el magistrado imputó a Marcial Orias y Alejandra Valenzuela por el delito de homicidio culposo en perjuicio de su propia hija.
De acuerdo a la acusación, el 30 de noviembre de 2014 la menor caminó sola hacia un canal de riego que cruza en una chacra adyacente de donde se encontraba la familia y un grupo de amigos de estos.
La criatura cayó al agua y falleció por asfixia debido a inmersión, determinó la autopsia. El cuerpo de la pequeña permaneció varios días desaparecido en el canal hasta que la fauna carroñera la trasladó hasta el sitio que finalmente fue hallada. El cuerpo estaba desmembrando.
Según el fiscal, el incidente se produjo debido a la "falta de cuidado de los padres, quienes se encontraban con otras personas en total estado de ebriedad, sin prevenir que la tranquera de la chacra estaba abierta, aun conociendo la cercanía del canal que además tenía una profundidad de dos metros”, argumentó Moyano.
Además, el fiscal destacó la actitud negligente de los padres "que no brindaron el cuidado necesario, lo que provocó la caída de la niña y su posterior muerte por ahogamiento".
Entre los elementos expuestos como indicios para arribar a la imputación, el acusador público mencionó las entrevistas efectuadas con el personal de bomberos y policial, quienes determinaron las secuencias que se fueron dando en relación a lo sucedido. Uno de los testigos hizo saber del hallazgo de un pie de la pequeña en la boca de su perro, y se suma la existencia de algas en la médula ósea, según indican los informes periciales. En ese marco, calificó a los padres de la bebé como coautores por el delito como homicidio culposo, y propuso un lapso de seis meses de investigación.
Mientras, el defensor Javier Reuter manifestó que no estaban reunidos los elementos y consideró que se trata de una causa de homicidio agravado. Graficó que “no existe animal que pueda extraer un cuerpo del canal sin dañar pañal y prenda".
Tal como lo expresó en numerosas audiencias donde había pedido la separación del fiscal, el defensor insistió en que se viola el principio de objetividad y no es imparcial, pidiendo reserva federal del caso.
El magistrado destacó que la solicitud del defensor ya fue expuesta en anteriores oportunidades. No obstante, dejó abierta la investigación por seis meses teniendo en cuenta la calificación provisoria elevada por la Fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico