Imputaron al sospechoso del asalto a Barile y le dictaron un mes de prisión

Daniel Millapi, uno de los dos hermanos que está sospechado de haber asaltado durante la mañana del lunes la panadería situada en la avenida Kennedy, fue imputado por el delito de robo agravado con arma de fuego. A pedido de la Fiscalía le dictaron 30 días de prisión preventiva. El juez otorgó un plazo de tres meses para culminar la investigación. Los sospechosos quedaron grabados en el registro de video del comercio. Luis Millapi, el otro presunto autor, tiene pedido de captura.

La audiencia de control de detención y apertura de investigación contra Daniel Alberto Millapi (19) se llevó a cabo en la Oficina Judicial y fue presidida por el juez penal, Jorge Odorisio, quien subrogó a la juez natural de la causa, Mariel Suárez. El Ministerio Público Fiscal fue representado por la funcionaria de Fiscalía, Patricia Rivas, mientras que el imputado fue asistido por la defensora pública, Lucía Pettinari.
En ese contexto la acusadora pública pidió al juez que declare legal la detención de Millapi, la cual fue efectuada con orden judicial. Además, solicitó que se formalice la apertura de investigación preparatoria en su contra, por el delito de robo agravado por haber sido cometido con el uso de arma de fuego cuya aptitud de disparo no pudo tenerse por acreditada. Ello, porque en el allanamiento no fue posible encontrar el arma de fuego, a pesar de que sí se recuperaron elementos de las víctimas.
Hay que recordar que el robo se produjo a las 7 del lunes en la panadería que la firma Barile tiene en avenida Kennedy al 2200. Según el relato de la Fiscalía, el imputado, junto a su hermano Luis Alexander (21) protagonizaron el robo y quedaron registrados en las cámaras de seguridad. De la caja lograron sustraer 1.000 pesos, mientras que el cliente que resultó víctima fue despojado de 3.200 pesos, según surgió en el acto de apertura de investigación.
La parte acusadora también solicitó que se cautele el proceso con el dictado de la prisión preventiva, tras afirmar que existen elementos de convicción suficientes para tener al imputado como probable autor del hecho que se investiga, y se dan los peligros de fuga y entorpecimiento de la investigación.
La defensa, en tanto, se opuso al dictado de la medida de prisión preventiva y pidió la libertad de su pupilo.
Tras escuchar a las partes el juez declaró legal la detención, formalizó la apertura de investigación y dictó la prisión preventiva de Millapi por el término de 30 días. En tanto que le otorgó a la Fiscalía el plazo de tres meses para presentar la acusación pública.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico