Imputaron por rapto al septuagenario y no podrá acercarse a la casa de la nena

El hombre de 76 años, que fue detenido en Kilómetro 5 por ausentarse con una nena de 6 años sin el conocimiento de sus padres, quedó imputado ayer por el delito de rapto y recuperó la libertad. A pedido de la Fiscalía -y mientras dure la investigación-, el imputado no podrá acercarse a la víctima, ni a su entorno, en un radio de 200 metros.

La audiencia de control de detención se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y estuvo presidida por la juez penal, Daniela Alejandra Arcuri. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el funcionario, Ricardo Carreño, mientras que el detenido fue asistido por la abogada adjunta de la Defensa Pública, María de los Angeles Garro.
En ese contexto, el acusador pidió que se declarara legal la detención del hombre y pidió que se formalizara la apertura de investigación en su contra, como autor del delito de rapto, contemplado en el artículo 130 del Código Penal y que tiene penas que van desde los 6 meses a los 6 años de prisión.
Tal como informó en exclusiva El Patagónico en su edición de ayer, el caso ocurrió en el barrio Las Orquídeas, cerca de las 19:20 del domingo, cuando los padres de una nena de 6 años advirtieron que su hija no estaba en la vereda jugando y un vecino les dijo que había subido a un auto con un hombre.
Tras avisar a la policía y transcurrido unos 20 minutos, la nena volvió a su casa ubicada en cercanías de Juan Zábalo y Celedonio Díaz, en el barrio Las Orquídeas. La llevó un hombre de 76 años en un Chevrolet Corsa, a quien quisieron linchar pero fue protegido por la policía y quedó detenido.
En la audiencia de ayer el septuagenario prestó declaración y dijo que está en el barrio cuidándole la casa a su hija y que la nena quiso ir a comprar con él, aunque aseguró que la criatura fue dos veces a pedirle permiso a su madre para acompañarlo. De todas maneras, reconoció que él nunca llegó a ver si la nena habló con su madre.
La Fiscalía pidió el plazo de 6 meses para investigar y que se prohíba al imputado acercarse en un radio de 200 metros, tanto a la niña, como a sus padres y al domicilio.
Además, solicitó la requisa del vehículo y quedará a la espera de la validación del relato de la nena, algo que deberá realizarse en el transcurso de la investigación.
Finalmente, la juez declaró legal la detención; la formalizó con la calificación provisoria de rapto y ordenó la prohibición de acercamiento solicitada por el funcionario de Fiscalía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico