Incautan casi 600 kilos de langostinos sacados en forma ilegal de Camarones

La policía de Camarones, con la colaboración de la comisaría de Garayalde, interceptó ayer una Toyota Hilux que transportaba esa importante carga sin cumplir con las normas del Código Alimentario. La mercadería tenía como destino final Puerto Madryn. Días atrás se efectuó un decomiso similar cuando el producto tenía como destino Caleta Córdova.

El conductor de una Toyota Hilux trasladaba dieciocho cajones de langostinos en la caja de la camioneta sin conservar la cadena de frío y violando todas las normas vigentes que establece la Secretaría de Pesca de Chubut. El hombre fue demorado por la policía de Garayalde que lo interceptó a poco de ingresar a la ruta Nacional 3.
El operativo se inició ayer a las 17 luego que la Policía de Camarones, a cargo del subcomisario Jorge Calderero, recibió la información de que una camioneta salía del muelle local con una gran cantidad de mariscos. El conductor de la Toyota Hilux -dominio HPC 907- salió de la localidad por la ruta provincial 1 –de ripio- para eludir los controles policiales.
Ante las rápidas comunicaciones, el móvil a cargo del oficial principal Jorge Rodríguez interceptó la camioneta sobre el mencionado camino, casi en su cruce con la ruta Nacional 3. Los efectivos de Garayalde tras revisar la caja del rodado constataron que el chofer trasladaba langostino en forma irregular sin cumplir con el Código Alimentario.
Asimismo, el vehículo no tenía una caja de frío o freezer para mantener la temperatura que necesita ese producto para mantener su conservación. Por lo tanto, la Hilux fue escoltada por los uniformados hasta la comisaría de Camarones. El conductor es oriundo de Puerto Madryn.
El hombre transportaba 18 cajones de langostino con un peso total de 596 kilos, los cuales fueron secuestrados y depositados en el laboratorio "Hatcheri" de la escuela secundaria de la localidad costera. Además, tomaron intervención la juez de Faltas local, Erica Williams y la Secretaría de Pesca de la provincia.
Se trata de una maniobra frecuente que se realiza en el muelle de esa localidad con destino hacia distintas ciudades chubutenses.
Durante este mes la policía ya efectuó seis procedimientos por el mismo problema y en total secuestró dos toneladas de langostinos.
Días atrás la misma policía alertó al Modulo Norte de Comodoro Rivadavia que demoró a una camioneta con 700 kilos de mariscos que tenían como destino final una pescadería del barrio Caleta Córdova.
El subcomisario Calderero agradeció la colaboración de la intendenta Claudia Loyola que dispuso los recursos necesarios para realizar ese tipo de controles, y de la juez de Faltas por su predisposición.
Esa mercadería que no cumple con las cadenas de frío muchas veces termina siendo comercializada y consumida por la población.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico