Incautan costosos autos y motos en una finca del Cordón Forestal

La Brigada de Investigaciones allanó ayer el domicilio de un hombre que guardaba un coche Audi A5 y una camioneta Nissan Frontier buscados por causas federales. Esos automotores habrían sido utilizados para cometer delitos en La Plata. También se incautaron dos motocicletas: una denunciada como robada y otra que tenía adulterado el motor.

El personal de la División de Investigaciones, a cargo de los comisarios Eduardo Chemín y Pablo Lobos, ayer dio otro golpe con resultados más que positivos al secuestrar distintos vehículos de alta gama que tenían requerimientos judiciales. A la vez se detectó dos costosas motocicletas con irregularidades.
A partir de una información a la que accedió la Brigada días atrás, comenzaron las averiguaciones para dar con un Audi A5 y una Nissan Frontier que tenían pedido de captura por parte de la Policía Federal con asiento en La Plata. El auto era buscado desde febrero de 2016 y la camioneta desde 2013.
El procedimiento fue solicitado por la fiscal general Camila Banfi y autorizado por la juez penal Mariel Suárez. A partir de las 16 los efectivos irrumpieron en el domicilio de la calle Ocampo, ubicado a unos 600 metros de Polonia, detrás de la Seccional Sexta.
El ocupante de la vivienda fue identificado con el apellido Sáez, quien en el amplio patio de la finca guardaba el Audi A5 y la Nissan.
El personal de la División Sustracción de Automotores, a cargo de Sebastián Bevilacqua, se encargó que efectuar los registros a los vehículos y secuestrar la documentación de los mismos.
En el lugar donde existen distintos departamentos, había una lacha, un cuatriciclo y otros vehículos que no se observan desde el exterior debido al cerco arbolado y el portón que rodea el lugar. Incluso, los efectivos revisaron esas casas que eran alquiladas por ciudadanos dominicanos.
Durante el allanamiento arribó el propietario de la casa y lo hizo a bordo de una camioneta donde cargaba una moto Honda 1.100cc. La misma estaba a punto de ser vendida a un hombre oriundo de Pico Truncado, quien también descendió de la camioneta y no entendía de qué se trataba el operativo policial.
Esa moto tenía pedido de captura debido a que fue denunciada como robada. Mientras, otra moto Honda 250cc tenía el motor adulterado con un sistema abrasivo. Según detallaron los especialistas de Sustracción de Automotores, la base del block del motor había sido amolada para borrar el número de serie y motor.
En ese contexto, todos los vehículos que tenían irregularidades o adulteraciones quedaron secuestrados a disposición de la Justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico