Incendiaron otro iglú de residuos, esta vez en la vecinal de Las Flores

Luego del atentado que sufriera hace poco menos de un mes uno de los contenedores de basura situado afuera de la Escuela 746, en la zona céntrica, ayer fue el turno del iglú que estaba en la vecinal del barrio Las Flores. El mismo fue instalado hace cuatro días y fue incendiado en forma intencional. El fuego quemó la puerta del edificio y causó un corte de energía. "La gente no toma conciencia, esto es algo por el bienestar de todos", se quejó la vecinalista.

Gran indignación causó el nuevo ataque contra un contenedor que almacena residuos secos domiciliarios y que se encuentran en distintos puntos de Comodoro Rivadavia para contribuir a la separación de basura. Justamente ayer la empresa Clear realizó la primera recolección de toda la ciudad para ser trasladados a una planta de reciclaje (ver recuadro).
El siniestro contra el iglú que se encontraba en la vereda de la sede de la vecinal del barrio Las Flores, ubicado sobre el pasaje Los Pinos y Sarmiento, ocurrió ayer alrededor de las 2 y había sido instalado tan solo el lunes.
Según informaron fuentes oficiales, un grupo de jóvenes de la barriada habría provocado el fuego que destruyó el contenedor de plástico y que almacena distintos tipo de residuos como papel, cartón, bolsas y plásticos.
Al tratarse de material altamente inflamable el fuego en contados minutos consumió el iglú y solamente quedó la estructura de hierro. Las llamas además provocaron el corte de energía eléctrica en toda la sede vecinal y dañaron una de las puertas de acceso al lugar comunitario.
En diálogo con El Patagónico, la presidente de la vecinal, Alejandra Robledo, lamentó el siniestro y cuestionó: "la gente no toma conciencia, esto es algo por el bienestar de todos y aparte nos dejaron sin luz, nos quemó el medidor, la puerta de ingreso".
La dirigente sostuvo también: "ahora vamos a tratar de superar esta amargura. Al final trabajás para poder ver crecer el barrio, no se les cierra las puertas a nadie y la misma gente te tira para atrás con esto".
La quema del contenedor se suma a la ocurrida hace poco menos de un mes afuera de la Escuela Provincial 746, conocida como Escuela de Arte, en el barrio Cívico. En esa ocasión desconocidos prendieron fuego uno de los iglúes de almacenamiento también durante la madrugada.
Hay que recordar que partir de la puesta en marcha de la Planta de Tratamiento de Residuos Urbanos, se comenzaron a utilizar los iglúes para que los ciudadanos puedan separar los residuos entre húmedos y secos. Para ello, se dispusieron los contenedores color verde en distintos lugares de la ciudad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico