Incendio de campos de gran magnitud puso en riesgo instalaciones petroleras

La caída de un poste conductor de una línea de energía de media tensión como consecuencia del fuerte temporal de viento, provocó ayer un incendio de campos de gran magnitud en proximidades de Cañadón Seco. La situación de peligro se potenció porque el siniestro se registró en un yacimiento petrolero, tratándose del denominado Meseta Espinosa, operado por Sinopec.

Caleta Olivia (agencia)

La emergencia, que duró casi tres horas, se detectó alrededor de las 10:30 y activó los protocolos de seguridad de la operadora del yacimiento, de empresas de servicios, Protección Civil, Consejo Agrario y comisión de fomento de Cañadón Seco.
Los vecinos de esa pequeña localidad, principalmente los que residen en el barrio Gas del Estado, observaban con preocupación varias secciones de las llamas que descendían de cerros y cañadones en dirección a la zona urbana, la principal de ellas con un frente de casi tres kilómetros.
Casi de inmediato acudieron bomberos de la unidad policial de Cañadón Seco (18va.), de las dos que tienen asiento en Caleta Olivia (5ta y 16ta) y más tarde de sumó una autobomba de YPF.
Simultáneamente acudió personal de contingencias de Sinopec, cuya base operativa se encuentra en Cañadón Seco, donde también existe una planta compresora de gas que era la que estaba en situación muy comprometida.
A estos grupos de tareas se les sumaron equipos y personal de empresas de servicios, observándose el desplazamiento de decenas de camionetas, al menos ocho máquinas retroexcavadoras, una motoniveladora y entre siete y ocho camiones cisterna que trasportaban agua y se instaron en puntos estratégicos.
El fuego se inició a unos siete kilómetros al oeste de la planta compresora de gas y fue arrasando matorrales y pastos secos. Debido al intenso viento (con ráfagas de aproximadamente 80 kilómetros por hora) fueron apareciendo nuevos focos muy distanciados entre sí, tanto en las laderas de cerros como en el cañadón formado por esas formaciones geológicas.

GRAN LOGISTICA

Operarios de diferentes empresas extinguieron diferentes focos con los matafuegos que llevaban en sus camionetas, colaborando activamente con los maquinistas de palas cargadoras que a su vez abrían cortafuegos tanto en zonas llanas como en declive.
La prioridad era proteger una gran cantidad de equipos de bombeo de superficie y la planta compresora de gas, pero al mismo tiempo se evitaba que algunas lenguas de fuego pudieran llegar a la zona urbanizada.
De manera complementaria se abrió la válvula de una cañería que lleva agua de recuperación secundaria al citado yacimiento, provocándose un riego por aspersión en una zona de la quema, sistema que –paradójicamente- fue muy efectivo gracias a la intensidad del viento.
En propio comisionado de fomento de la localidad, Jorge Solaga, se dirigió hacia el área afectada para coordinar parte de la tarea y se mantuvo en permanente contacto telefónico con el ministro de Gobierno, Fernando Basanta.
El funcionario elogió la tarea de bomberos, brigadistas y personal de empresas que en pocas horas lograron dominar el avance de las llamas.
El siniestro quedó controlado minutos después de las 13 y afortunadamente a esa hora el viento cambió hacia el noreste, pero además descendió la temperatura e incluso hubo una leve precipitación pluvial.
De todos modos, en la zona quedaron guardias en prevención de que se reactivaran algunos focos, confirmándose además que ninguna instalación petrolera sufrió daños y que tampoco se registraron personas afectadas por el incendio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico