Incentivar a los más chicos para investigar opciones

La vecinalista de la zona de la ex radio estación de YPF, Inés Calatayud, aseguró que el aerogenerador que alimenta su hogar fue comprado con dos propósitos. Uno de ellos fue encontrar una alternativa al servicio de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada y otro fue incentivar a los jóvenes a que es posible confiar en las energías renovables pese a las diferentes complicaciones que se deben sortear para tener algunas de ellas.


"Han venido chicos del CUP (Colegio Universitario Patagónico) para dejar folletos de las propiedades del fuego y no podían creer que el molino esté funcionando. Se sacaron fotos y me hicieron un montón de preguntas. A mí me puso muy contenta porque significa que ahí puede haber un cambio. Esto tiene que ser un impulso para que los chicos puedan ver que es posible tener energía renovable", aseguró.
"Estaría bueno que las escuelas comiencen a organizar salidas como esta para que se conozcan las alternativas que hay en Comodoro. No todo tiene que pasar por un solo organismo. Hay muchas opciones y merecen ser exploradas", opinó.
Calatayud manifestó que la inversión es muy grande y se debe contar con una decisión política para bajar los costos. "Es un gasto grande. Es una decisión que tenés que hacer estando seguro y no dudando. Acá en Comodoro es mucho más difícil porque es prueba y error y ese error es caro, pero te cambia la vida. Tiene que haber una decisión política muy fuerte para que estos proyectos se lleven a cabo por su valor económico pero definitivamente son el futuro", consideró.
Mientras Gerardo Ahrtz, integrante del Laboratorio de Control de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, subrayó que se compró un molino de baja potencia con su respectivo regulador pensado para que las escuelas puedan solicitar una charla informativa a la casa de altos estudios.
"La idea es que los chicos puedan venir y que les expliquemos los fundamentos de la energía eólica e incorporar la parte práctica para ver cómo se conecta todo y, si se puede, hacer una mediciones y tomar los valores de energía", detalló.
"Nosotros pensamos que los chicos puedan ser parte de una experiencia distinta que les sume a su aprendizaje y de paso aprendan los beneficios de las energías alternativas y quién sabe si en un futuro no son colegas nuestros", auguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico