Inconvenientes en la pista y falta de infraestructura son algunos de los problemas del aeropuerto

Roturas y falta de iluminación en la pista, goteras en la manga de tránsito de pasajeros y deficiencias en infraestructura son algunos de los desperfectos que tiene el Aeropuerto General Mosconi, la octava estación aérea del país en tránsito de pasajeros, que quedó relegada de las obras para estaciones aéreas que delineó Nación.

El Gobierno nacional de Mauricio Macri confirmó este miércoles –tal como informó en exclusiva El Patagónico- que recién en la segunda parte del año podría llegar a destinar presupuesto para las obras que necesita el Aeropuerto General Mosconi, el cual iba a ser remodelado y ampliado convirtiéndose en la primera estación aérea sustentable del país. En cambio, Nación sí ratificó que se harán las obras comprometidas en las terminales aéreas de Trelew y Puerto Madryn.
Lo cierto es que más allá de este ambicioso plan, el aeropuerto necesita de obras e inversiones básicas, teniendo en cuenta las características de una zona afectada por el viento y que registra un caudal de pasajeros que supera el medio millón por año, lo que la convierte en la octava estación en movimiento aéreo.
De acuerdo a fuentes altamente confiables, hoy las deficiencias de la terminal cabecera del Golfo San Jorge van más allá de la rotura de la manga de embarque, tal como se denunció el último fin de semana cuando pasajeros en sillas de rueda tuvieron que ser cargados por personal aeroportuario para ser ascendidos a sus vuelos de cabotaje, debido a las fuertes ráfagas.
Hoy también se pueden detectar diversos inconvenientes que hacen al funcionamiento de la estación. Algunas de ellas son las diferentes roturas y deficiencias de la pista de aterrizaje, la cual incluso carece de la iluminación adecuada para operar; las goteras y la falta de cielo raso en algunos sectores de la manga; y la rotura de pisos en planta baja.
A esto se suma el olor a cloaca en el ingreso; la falta de baños en la sala de preembarque y el estado de las puertas automáticas, que en uno de los casos estuvo rota durante el invierno, afectando a los empleados de las aerolíneas que atienden en los mostradores de checking.
La estación aérea tiene falencias de importancia que afectan también al sector de despacho de equipaje e incluso a su sistema de comunicación.
Pese a todo esto, la estación aérea más importante de la Patagonia sur fue relegada de las obras de Nación, priorizándose los trabajos en los aeropuertos de Trelew y Puerto Madryn, dos estaciones aéreas turísticas que registran un menor tránsito de pasajeros. Para entender esto basta decir que en 2013 Comodoro Rivadavia tuvo un tránsito de 419.419 pasajeros, mientras que Trelew alcanzó los 200.708 y Puerto Madryn, 40.199.
Además, esta ciudad durante los últimos dos años fue record en lo que hace a su movimiento aéreo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico