Ingresó a la vecinal del barrio Abásolo y quiso introducirse al lugar donde dormían mujeres

Un hombre terminó apresado ayer por la mañana luego de ingresar al edificio de la vecinal del Máximo Abásolo, donde dormían mujeres que se encuentran en situación de calle.

Rompió la cerradura de la puerta y quiso introducirse a dos habitaciones. Con la llegada de la policía, el individuo fue reducido.
El episodio se registró a las 10 de ayer en la vecinal que funciona sobre las calles Hurgo y Pieragnoli, a pocos metros de la Seccional Séptima. Según la información policial, el hombre identificado como Andres Gabriel Muñoz (51) estaría alcoholizado cuando ingresó por la fuerza al edificio comunitario.
Allí dormían mujeres a quienes la propia vecinal les prestó el espacio en forma temporaria ante la falta de un lugar para vivir. Una de las mujeres se despertó ante los fuertes ruidos que escuchó y alertó rápidamente a la policía.
Luego, Muñoz insistió con ingresar a las habitaciones pero fue reducido por los uniformados. La Justicia dispuso su detención en averiguación de los delitos de violación de domicilio y daño. Durante la tarde de ayer fue sometido a la audiencia de control de detención y recuperó la libertad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico