Iniciaron las clases pero el acceso es un peligro

La Escuela N° 218 ubicada en la zona de la Extensión del barrio Máximo Abásolo abrió sus puertas hoy, sin embargos los vecinos advierten que las grieta que rodean al colegio son un peligro para los niños que allí asisten.

"¿Qué hacemos si se cae un niño en estas grietas de agua?, fue el mensaje enviado María una madre del barrio Máximo Abásolo. La escuela 218 "Eva Perón", ubicada en la calle
Andrés Chazarreta al 1340 esta mañana abrió sus puertas desde las nueve de la mañana para retomar las clases con horario reducido.

Sin embargo, los pocos alumnos que pudieron llegar lo hicieron con gran dificultad por el estado de las calles que sirven de acceso al establecimiento. Además, el barrio permanece sin servicio de agua hace varios días con lo cual los niños de la zona no todos tienen posibilidad de higienizarse para llegar en condiciones a tomar clases.

Aunque, el establecimiento cuenta con agua que fue trasladada por un camión cisterna, se advirtió a alumnos y docentes que no deben tomar agua en el colegio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico