"Injusticia distributiva"

El presidente de la comisión de fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga, pronunció uno de los más encendidos discursos de su trayectoria gremial, política a institucional, el cual seguramente generará no pocas polémicas porque instó a refundar una nueva Santa Cruz a partir de la historia que nació en la zona norte con el descubrimiento del petróleo.

El funcionario recordó que en 1944 cuando se produjo el surgimiento del oro negro en Cañadón Seco, esta zona dependía de lo que era la Gobernación Militar de Comodoro Rivadavia y había afinidades sociales y culturales, migratorias, históricas y geológicas, las cuales se quebraron por la "violenta y fusiladora" dictadura del año 1955 que creó institucionalmente a Chubut y Santa Cruz, demarcando límites que ni siquiera tuvieron en cuenta aquellos factores.
Destacó también que hoy el gobierno de Santa Cruz se queda con el 93 por ciento de las regalías petroleras y solo reparte el 7 % restante en municipios y comisiones de fomento y de ese último porcentual solo el 2 % llega a localidades de la zona norte, pero no se repara en que el 51 % de todos los recursos se generan en estos yacimientos.
A este reparto de ganancias lo llamó "injusticia distributiva", en la cual no se tiene en cuenta un concepto elemental de igualdad y tampoco se repara en lo que es "la Santa Cruz productora".
Esto lo llevó a decir que "cuando hablamos de la necesidad de reconstruir una provincia, lo hacemos con la impunidad respetuosa y romántica de pensar que es imprescindible reconstruir lazos afectivos, de convivencia, y conformar nuevas expectativas; de unir lo que geográficamente nos distancia; unir lo que hicieron aquellos que interrumpieron la vida de los argentinos en el año '55".
Por otro lado, sostuvo que el gobierno nacional también tiene que tener otra mirada territorial hacia Sana Cruz ya que está ubicada en el extremo sur de la patria y es sitio extremadamente vulnerable.
Ejemplo de ello fue el conflicto de Malvinas, pero se avecinan otros como el los derechos sobre la Antártida y además es el paso hacia dos océanos, en tanto no se beneficia con ventajas comparativas en relación a otras provincias.
"Es un llamamiento que nos atrevemos a hacer desde este sitio del país", remarcó el comisionado, afirmando además que una provincia rica en base a lo que se produce en la zona norte no puede motivar que la gente esté peleando por mejores condiciones de vida.
En ese sentido, puntualizó que quienes tienen responsabilidades políticas e institucionales "no podemos estar discutiendo por cosas menores o, para decirlo de manera criolla, no podemos estar como los perros de frigorífico peleando por las achuras".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico