Inminente absolución de docentes y padres que cortaron la ruta en 2011

Es inminente la absolución de Omar Latini, Marcelo Zabala, Daniel Gómez y Alberto Francés, quienes fueron llevados a juicio, acusados de participar de un corte de ruta en el año 2011 en el acceso norte de esta ciudad. El anticipado fallo que se dará a conocer formalmente el martes se desprende de la postura asumida ayer por el fiscal federal, Fabricio Sachi, quien consideró que al no haber pruebas no existe el delito.

Caleta Olivia (agencia)
Si bien en la audiencia de ayer no se permitió el ingreso al periodismo, pudo saberse que el fiscal Fabricio Sachi adoptó esa determinación tras escuchar las declaraciones de todos los testigos que se presentaron en la reducida sala del Juzgado Federal.
Por otro lado, los imputados indicaron que la juez Marta Yáñez dará a conocer formalmente el fallo el martes, a través de notificaciones a los abogados defensores, Enrique Papa, Claudia Ferrero y Verónica Heredia, aunque es inminente la sentencia absolutoria.
En ese punto, los defensores confirmaron que al no haber acusación fiscal la juez no puede condenar a los imputados e incluso ella misma le habría dicho a Zabala que podía retornar tranquilo a la provincia de Chaco, donde reside actualmente.
La segunda jornada de audiencia comenzó a las 9:30 y se extendió hasta las 12:30, lapso en el cual prestaron declaración cuatro testigos, entre ellos oficiales y suboficiales de policía, quienes aseguraron que se trató "de una manifestación más", entre las tantas que tuvieron lugar sobre la ruta Nacional Nº3 en 2011.
Tras la realización de un cuarto intermedio de media hora, el fiscal Sachi dijo que no podía hacer ninguna acusación ya que no existían pruebas que incriminaran a los cuatro imputados.
Mientras ello ocurría, más de un centenar de dirigentes y militantes de distintos gremios se manifestaron en el acceso al edificio con pancartas, bombos y redoblantes, exigiendo la absolución de los imputados.

"NO SE CONFIGURA DELITO"
Por su parte, el abogado defensor Papa manifestó que "estos delitos en que acusan de cortar la ruta a los trabajadores son parte de una criminalización de la protesta social, en los que queda de manifiesto que no se configura el delito porque no está el ánimo de provocar un daño, sino de ser escuchados".
En ese punto sostuvo que "este parecer fue parte de lo que planteó el fiscal, ya que vio que la protesta era en defensa de la educación pública y los salarios, ante la falta de respuesta de autoridades. Por ello él pidió la absolución y, lógicamente, nosotros adherimos".
En tanto, Ferrero aclaró que "hay jurisprudencia de la Corte porque cuando el fiscal pide la absolución los jueces están obligados a absolver".
Finalizada la audiencia, Francés expresó que "sentí un gran alivio cuando el fiscal pidió la absolución. Agradezco a todos los que nos vinieron a acompañar desde distintos puntos del país y la provincia. A los compañeros les digo que se preparen porque el año que viene vamos a seguir la lucha en las calles".
En tanto, Zabala dijo que tenía "plena confianza en que se iba a hacer justicia y así fue", mientras que Latini sostuvo que "quedó claro quiénes son los que defienden las escuelas públicas, la educación y a los trabajadores para que tengan un salario para sostener a las familias".
Finalmente manifestó que "esta es sin duda una pequeña victoria de la clase trabajadora, pero vamos a festejar de verdad cuando todo los pibes tengan las escuelas en condiciones, la doble escolaridad y los maestros y porteros cuenten con salarios que cubran la canasta familiar".
Cabe mencionar que el corte de ruta tuvo lugar entre 31 de mayo y 3 de junio de 2011 en el acceso norte a Caleta Olivia, siendo protagonizado por un grupo de alrededor de 120 docentes y padres que impedían el tránsito vehicular.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico