Insaurralde y Silva pidieron disculpas después de la riña que protagonizaron

"No se va a volver a repetir", aseguró el chaqueño, mientras que el ex Estudiantes de La Plata afirmó que "es algo que le puede suceder a cualquiera". Ambos serán sancionados económicamente, por haberse tomado a golpes de puño en pleno entrenamiento matutino de Boca.

Los defensores de Boca Juniors Juan Manuel Insaurralde y Jonathan Silva ofrecieron una conferencia de prensa en el complejo Pedro Pompilio, tras la pelea a golpes de puño que protagonizaron en el entrenamiento matutino.
Insaurralde asumió la responsabilidad, pidió "disculpas" y prometió que "no se va a volver a repetir" un episodio como el que ocurrió en Casa Amarilla.
El chaqueño, que a fines de 2010 protagonizó un hecho similar con Jesús Méndez, durante su primer ciclo en Boca, mostró su arrepentimiento en un mensaje público que compartió junto a Silva.
"Lo que pasó pudieron verlo todos. Quiero pedir disculpas a 'Johny', a mis compañeros, al cuerpo técnico, al club y a la gente. Lo que hice no estuvo bien, fueron cinco segundos de calentura", lamentó.
"No es oportuno, porque estamos viviendo un clima bueno y de repente todo esto hace que se genere una bola cuando en realidad no hay problema. Quiero pedir disculpas, no se va a volver a repetir", concluyó Insaurralde.
Por su parte, Silva dio por superado el incidente al asegurar que "es algo que le puede pasar a cualquiera".
"Fue un momento de calentura, ya está, es algo que le puede suceder a cualquiera. Recién veníamos con el 'Chaco' cagándonos (sic) de risa, está todo bien", aseguró el ex Estudiantes de La Plata.
Insaurralde y Silva se trompearon durante la práctica, cuando compartían equipo en un ensayo táctico dispuesto por el DT Guillermo Barros Schelotto, que de inmediato los echó a los dos de la cancha.
Los jugadores, que sufrirán sanciones económicas, se habían retirado del predio de Casa Amarilla pero fueron obligados a volver para ofrecer de manera conjunta unas disculpas públicas en la sala de conferencias "Antonio Carrizo".
El presidente de Boca, Daniel Angelici, anticipó que ambos defensores "serán sancionados" por la pelea a golpes que protagonizaron durante el entrenamiento del equipo en Casa Amarilla.
"Lo ocurrido entre Insaurralde y Silva en el entrenamiento de hoy (por ayer) es una situación de calentura, pero no lo podemos aceptar. No son comportamientos propios de un jugador profesional de Boca y por eso serán sancionados", escribió el dirigente, recién llegado de Estados Unidos, en su cuenta de Twitter.
La decisión será tomada hoy durante una reunión de Comisión Directiva que estaba prevista antes del incidente y sería de carácter económico, aunque no se descarta que pueda tener también efectos en el ámbito deportivo.
Por caso, Guillermo Barros Schelotto se reunió con su colega de Reserva, Rolando Schiavi, una vez sucedido el acto de indisciplina, por el que ambos fueron echados del entrenamiento y obligados a pedir disculpas públicamente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico