Insólito: una comisaría cita a un joven asesinado

Desde la Seccional Sexta de Policía emitieron una comunicación procesal de la Oficina Judicial en donde se pide que comparezca Carlos Javier Villagra Muñoz. De lo que al parecer no se percataron las autoridades judiciales y policiales es que al joven en cuestión lo mataron el 28 de junio del año pasado en el barrio Quirno Costa.

La Comisaría Sexta de Policía emitió el viernes una comunicación destinada a los medios de información para que den difusión a una citación más que particular. Es que necesitan ubicar al joven Carlos Javier Villagra Muñoz para que "comparezca ante la Oficina Judicial entre las 8 y las 12 de lunes a viernes".
Pero resulta que Villagra Muñoz ya no está en este mundo porque fue víctima de un homicidio ocurrido el 28 de junio del año pasado en el barrio Quirno Costa. El oficio judicial lleva el número 415/15 -con comunicación procesal 18117/2015 proveniente de la Oficina Judicial- y lo suscribe el comisario Miguel Angel González.
"En la Oficina Judicial, sita en Monseñor D' Andrea esquina Portugal de esta ciudad, se requiere que el ciudadano Villagra Muñoz, Carlos Javier, con último domicilio en Antonio Garcés N° 2050 de esta ciudad, comparezca ante la misma, por motivos que a su presentación se le harán conocer", sostiene el comunicado que ayer llegó a la Redacción de El Patagónico con pedido de publicación.
Al consultar en el padrón, el único hombre con ese nombre y apellido es el que fue asesinado el 28 de junio del año pasado, aproximadamente a las 22:30, en Federicci al 1.700.

EL HOMICIDIO
Carlos Javier Muñoz Villagra caminaba ese sábado junto a dos amigos cuando se cruzaron con Misael Henríquez y Rodrigo Gallardo, quienes iban armados. Según la investigación policial, Henríquez, sabiendo lo que hacía y con claras intenciones de darle muerte, efectuó varios disparos contra la humanidad de Muñoz Villagra.
En tanto, Gallardo ahuyentó con disparos a los dos amigos de la víctima que lograron huir, aunque uno de ellos sufrió una lesión leve de arma de fuego en el muslo derecho. De todas maneras, en el juicio no se pudo probar la participación de Gallardo y resultó absuelto en el homicidio por orfandad probatoria.
Mientras tanto, Henríquez fue condenado a 15 años de prisión en primera instancia como autor del delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego. La defensa de Henríquez impugnó el fallo y se reclamó la absolución considerando que existía también orfandad probatoria en su caso.
La fiscal pidió que se confirmara la sentencia en todos sus términos y se mantuviera la prisión preventiva de Henríquez. Entonces la Cámara Penal, por mayoría, confirmó la sentencia condenatoria, con un voto en disidencia. Y la sentencia todavía debe ser sometida al examen obligatorio de la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia en virtud de que supera la pena de 10 años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico