Instalarán una planta experimental de biocombustible en 28 de Juli

Su intendente, Omar Burgoa, mantuvo reuniones en Buenos Aires para gestionar los fondos. Se requiere una inversión de entre 3,5 y 5 millones de pesos.

Durante la última semana el intendente de 28 de Julio, Omar Burgoa, mantuvo en Buenos Aires una serie de reuniones de trabajo con el objetivo de poner en marcha diversos proyectos productivos en su localidad.
Entre ellas, Burgoa mantuvo una reunión con funcionarios nacionales de la cartera ministerial de agroindustria, sectores privados dedicados a la actividad y funcionarios de otros entes, como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
El objetivo del proyecto presentado es poner en funcionamiento una planta piloto de producción de biodiesel en 28 de Julio. El intendente estuvo acompañado por el responsable del área de Producción municipal, Rubén Contreras.
"Nuestro proyecto inicial, dentro lo que es el sistema productivo que hemos concebido como concepto de desarrollo local, dentro del esquema del Polo Cárnico de 28 de Julio, una de las cuestiones fundamentales para darle previsibilidad a los costos de los granos para fabricar alimento balanceado, o para peletizar la alfalfa con un valor que podamos sostener y disponer de ello es justamente el combustible. Todo lleva un alto consumo de gasoil por cada hectárea y una de las cuestiones que evaluamos fue la de ver cuáles eran las factibilidades de tener una planta de biocombustible, de biodiesel", explicó el intendente de 28 de Julio.

produccion de combustible
"En esta última visita a Buenos Aires hemos tenido reuniones con gente que tiene proyectos a escala para nuestro tipo de agricultura, desarrollado completamente para este tipo de agricultura bajo riego, con este tipo de área agronómica en cuanto al forraje y el clima, y vemos que es totalmente sustentable y se pude encarar con una inversión que no es desmedida ni alocada, sino una inversión con un costo significativamente bajo con relación a los beneficios directos que tendría el productor", sostuvo Burgoa.
"Hoy el biodiesel es un combustible muy apreciado en otras partes del país donde se lo puede elaborar para autoconsumo, no es necesario, en el caso de que lo hiciéramos con la cooperativa Coopalfa, cumplir con algunas de las reglamentaciones que estipula la Secretaría de Energía de la Nación, sino, como es para autoconsumo, este combustible se puede producir con muchas menos exigencias y el beneficio económico es directo no sólo por el costo, sino por la disponibilidad plena y la forma de acopiar la materia prima que como para el gasoil es el petróleo, para el biodiesel es la semilla de girasol", dimensionó.
"Pero además, el sistema de producción virtuoso que hemos elaborado hace que el productor tenga diversas opciones para su favor y enriquecer y proteger su economía familiar y no ser dependiente como lo es hoy de su venta de fardos, de rollos o de carnes", subrayó.

ENSAYOS CON GIRASOL
Burgoa señaló que los ensayos de girasol se hicieron y hay experiencias satisfactorias. Sólo se deberá saber cuáles son las especies específicas que dan un alto oleico, más concentrado y que brindaría una mayor calidad de aceite.
"Lo que desarrollamos y me parece lo más importante es poder tener la conjunción entre un equipo de trabajo en la provincia de Río Negro que desarrolló durante muchos años este know-how para la producción de biodiesel, con plantas de alta tecnología y a su vez de muy reducido tamaño, es decir que no obliga a estas estaciones que estén produciendo los 365 días del año sin detenerse, tener una instalación que se puede parar y se usa en el momento para producir lo necesario", graficó.
"Nuestra idea es poder juntar a este equipo con otros productores de biodiesel, puntualmente con un productor de Balcarce que realizó una experiencia propia, práctica, de elaborar una planta de biodiesel pasando por todas las etapas de conocimiento de ensayo y error que lleva un emprendimiento en marcha y de esta dos visiones pudimos dar cuenta que nuestro proyecto es factible de éxito y presentamos de esta manera el proyecto al Ministerio de Agroindustria y encontramos un canal sumamente favorable y rápido, en el cual se entendió que nosotros no estamos presentando un proyecto para ganar dinero solamente con la elaboración de combustible, sino que buscamos una mayor renta al final del ciclo de la producción de carne, pasando por los granos, pasando por la industrialización de esos granos y finalmente llegando a la mesa del consumidor", indicó.
Los funcionarios nacionales vieron al proyecto presentado por el intendente Burgoa y su equipo como muy novedoso y que puede hacer punta para luego ser replicado en diversos puntos del país. Sobre todo en esta escala, donde existen posibilidades de regar a demanda libre como lo es en el Valle Inferior del Río Chubut.
"Durante la reunión se estuvo hablando de una inversión de entre 3,5 y cinco millones de pesos, y que esto se puede ampliar de acuerdo a la logística de cada uno de los involucrados en el proyecto, es decir, por ejemplo si el productor necesita silos de acopio de los granos, si tenemos que hablar de alguna instalación para guardar el combustible ya elaborado. Este es un combustible de altísimo octanaje, superior al gasoil del petróleo, pero que también tiene cuidados especiales que tenemos que contemplar", aclaró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico