Intenso debate en el Senado para aprobar la ley que permitirá el pago a los buitre

El Senado de la Nación continuaba anoche con el debate del proyecto de ley impulsado por el Poder Ejecutivo para el pago a los fondos buitre, que incluye la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares.

El Senado de la Nación continuaba anoche debatiendo el proyecto de Ley impulsado por el Poder Ejecutivo para el pago a los fondos buitre que incluye la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y que autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares.
El debate comenzó minutos antes de las 11 y se esperaba que continúe hasta la madrugada, ya que la lista de oradores superaba el medio centenar de legisladores.
En base a las proyecciones del bloque oficialista, el proyecto obtendrá los votos necesarios en general.
No obstante, un sector de la oposición propuso la introducción de cambios en algunos artículos que, de ser aprobados, provocarían que la iniciativa del Ejecutivo deba regresar a la Cámara de Diputados.
La propuesta de modificación fue hecha por la peronista puntana Liliana Negre de Alonso y secundada por la kirchnerista formoseña María De la Rosa.
Los cambios fueron impulsados la semana pasada a través de un proyecto de Ley firmado por el justicialista disidente Adolfo Rodríguez Saá y por el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, que no obtuvo dictamen.
Sin embargo, Negre de Alonso pidió incluir un artículo para que el Ejecutivo se vea obligado a pedir autorización al Congreso para tomar deuda. También reclamó que se prohíba la prórroga de jurisdicción.
Fernando "Pino" Solanas, quien no estará en el recinto a la hora de la votación porque tiene un viaje previsto a EE.UU., declaró que "la cultura de la deuda nos ha hecho mucho daño", advirtió que "no ha habido mayor causa de macrocorrupción en la Argentina como la deuda" y cuestionó que "no se haya escuchado ninguna voz que diga con qué se va a pagar lo que pedimos".
Por Cambiemos, el radical Luis Petcoff Naidenoff valoró "la actitud de quienes piensan distinto y acompañarán la medida", sostuvo que "hay que vencer el cortoplacismo" y ponderó "la responsabilidad política de este Congreso de mirar para adelante y de apostar al futuro".
El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Juan Manuel Abal Medina, anticipó su voto en contra de la medida, aunque defendió "la decisión política de salir del default en el que se encuentra la Argentina".
Sin embargo, planteó su "incertidumbre" sobre la "sustentabilidad jurídica del acuerdo" que propone el gobierno y expresó su "preocupación ante la posibilidad de llevar a la Argentina a un nuevo ciclo de sobre endeudamiento".
Anabel Fernández Sagasti, del sector ultrakirchnerista, rechazó la propuesta y criticó "el sobreendeudamiento feroz, acrecentado y acelerado por la imposición de un modelo neoliberal que irrumpió -dijo- con fuerza por la última dictadura, fue seguido a rajatabla en los 90 e implosionó en 2001".
La senadora por Mendoza cuestionó la "extorsión a la que nos quiso someter (el ministro de Hacienda, Alfonso) Prat Gay diciéndonos que es esto o el ajuste" y dijo que su sector "aconseja negociar con soberanía y cuidando los intereses" aunque sea "más trabajoso" para evitar "que se pague a costa del hambre y la miseria de los argentinos".

CHISPAZOS EN EL KIRCHNERISMO

En plena discusión en la Cámara de Senadores, legisladores aliados de la oposición y que hasta hace unos meses eran el oficialismo dan versiones muy distintas de lo que significa para el país el acuerdo con los fondos de especulación.
En ese sentido, uno de los que primero se refirió al tema, antes de ingresar a la Cámara alta, fue el jefe del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto, quien manifestó: "hay que pagar porque hay una sentencia".
"Es importante clarificar a la sociedad argentina sobre algunos conceptos que se dicen. Hay una deuda en la Justicia norteamericana y se van a emitir nuevos bonos para cancelar esa deuda, no se va a abrir una nueva", aseguró.
"Estamos en un proceso muy diferente en donde el peronismo está en el llano, es oposición, hay que construir una alternativa democrática porque de lo contrario abrimos el camino al decreto de necesidad y urgencia, al decretismo. No podemos bloquear el funcionamiento parlamentario", argumentó.
Por su parte, el legislador del FpV por Jujuy, Walter Barrionuevo, expresó: "si esto no sale bien, la responsabilidad política es de ustedes".
A lo que la senadora Nancy González (FpV-Chubut) respondió en el recinto: "si esto sale mal, la responsabilidad va a ser de todos los que pongan el dedo para votarlo".
"Quiero entender a los gobernadores, pero no puedo. Quiero creer que sufrieron una presión sensacional", agregó, en referencia al apoyo que brindó la mayoría de los mandatarios provinciales al proyecto.
A su vez, el senador nacional Dalmacio Mera, del Frente para la Victoria-PJ por Catamarca, justificó su voto positivo al señalar: "lo que nosotros pensamos como peronistas es que debemos desendeudarnos".
"La Argentina construyó en el último tiempo una escalera a la soberanía que tiene 100 peldaños, 97 están, quedan subir 3", dijo en alusión al pequeño porcentaje de tenedores de bonos en default, que no entraron a los canjes de 2005 y 2010 y que ahora litigan contra el país en tribunales extranjeros.
Otra senadora que apoyará en la votación es Sigrid Kunah, del Frente para la Victoria por Entre Ríos, quien si bien dijo tener una "mirada crítica y con preocupación", adelantó su voto positivo para "contribuir a la gobernabilidad". Además, confesó que "no es un día fácil, cómodo" porque el Frente para la Victoria votará dividido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico