Investigan al comisario Pulley y a un oficial como sospechosos de proteger a delincuentes

Protección policial, promoción de la prostitución y venta irregular de autos son algunos de los delitos investigados. El jefe de la Unidad Regional de Trelew, comisario mayor Alejandro Pulley, será imputado hoy en el marco de la causa que data desde cuando era jefe de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia. El caso se inició en esta ciudad y se investiga a una banda integrada por dominicanos, policías y conocidos delincuentes que conformarían una asociación ilícita. Se ordenaron cuatro detenciones y tres de ellas se concretaron ayer. Uno de los detenidos es el oficial Pedro Benítez que trabajó con Pulley en la Primera.

En conferencia de prensa, el jefe de fiscales de Comodoro Rivadavia, Juan Carlos Caperochipi, hizo público el caso que investiga una asociación ilícita y que tiene entre sus protagonistas a policías, delincuentes de esta ciudad y extranjeros. Con él estuvieron los fiscales Camila Banfi y Martín Cárcamo, quienes vienen recopilando pruebas desde diciembre del año pasado.
Un total de 27 allanamientos se realizaron ayer por orden de la juez penal, Daniela Alejandra Arcuri. De ellos, 22 se produjeron en Comodoro Rivadavia y los cinco restantes en Trelew, donde la actividad de pesquisa se centró en el despacho y el domicilio particular del jefe de la Unidad Regional de esa ciudad valletana, comisario mayor Alejandro Pulley, quien habría incurrido al menos en el delito de cohecho mientras se desempeñaba como jefe de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia y presuntamente brindaba protección a esa banda junto al oficial de servicio, Pedro Lázaro Benítez.

LA INVESTIGACION
En rueda de prensa, los encargados de conducir la investigación destacaron el trabajo realizado y agradecieron "la absoluta colaboración recibida" por parte de la policía y el jefe de la policía, Juan Ale, como así también la del procurador Jorge Miquelarena.
"No son procedimientos en contra de la policía, sino casos que vinculan a personas en particular", aclaró el jefe de fiscales.
A todo esto se informó que la investigación se inició en diciembre del año pasado a partir de las reiteradas peleas que surgían entre familias gitanas por comercios irregulares de automotores, las cuales condujeron a otros grupos y nuevos delitos, como prostitución.
A su turno, la fiscal Banfi señaló que junto al jefe de sustracción de automotores comenzaron a recabar y cruzar datos en diciembre de 2015 y se descubrió un circuito clandestino de compra y venta de vehículos en el que predominaban las operaciones fraudulentas.
"El caso testigo fue el robo de una camioneta en Comodoro Rivadavia y en base a la intervención de teléfonos se obtuvo información y se conoció que ese grupo también estaba vinculado con la prostitución", contó y de allí se sumó al fiscal de delitos sexuales, Martín Cárcamo.

LAS DETENCIONES
A pedido de la Fiscalía, ayer se ordenaron cuatro detenciones y una de ellas no se pudo concretar, por lo que se transformó en orden de captura. Las que arrojaron resultados positivos fueron las del oficial Benítez, las del colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa y la de Guillermina Ferreyra Armada, mientras que está prófugo César Alejandro Hernández, alias "Chatrán".
El oficial Benítez les brindaría protección en los distintos delitos que cometían, entre ellos la facilitación de la prostitución en un departamento vip de calle Francia al 500.
La audiencia de control de detención se realizará hoy en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia, mientras que el comisario Pulley participaría de la misma a través de una videoconferencia desde Trelew, dado que tiene prohibición de salir de esa ciudad y de contacto con las víctimas y personas vinculadas a la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico