Investigan al residencial San Justo por fraude a PAMI que llegaría a $1 millón

El hotel residencial San Justo, propiedad de Osvaldo Roldán, facturaba hospedajes por afiliados de PAMI fallecidos, entre otras operaciones con las que incrementó sus cobros a la obra social. De una auditoría realizada sobre algunos meses de 2014 y 2015 surge que el fraude fue de al menos $800.000. Interviene ahora la Justicia Federal, en pleno proceso de investigación por el que ya fue allanado el hotel.

Ubicado en España 919, el residencial San Justo era uno de los hoteles que mantenía convenios con PAMI para hospedar pacientes de otros puntos de la región derivados para atenciones médicas en Comodoro Rivadavia. Por esas prestaciones se descubrió una maniobra fraudulenta que obligó a la obra social a modificar el sistema de contratación, optando ahora por acreditar los montos a los afiliados y que ellos mismos se encarguen de abonar sus hospedajes.
El caso, en plena investigación a cargo de la Justicia federal, detonó como consecuencia de una auditoría interna llevada a cabo en la obra social de la tercera edad luego de que el hotel en cuestión elevara llamativamente su facturación habitual, incrementándose los cobros por encima del 50%. La revisión abarcó desde el mes de agosto de 2014 a enero de 2015, constatando la facturación correspondiente a hotelería de pensión completa, desayunos, almuerzos, meriendas y cenas.
El relevamiento de solo esos seis meses bastó para detectar una estafa del orden de los $800.000 que determinó el inicio de un sumario interno por el que una trabajadora de PAMI fue separada del cargo, judicializando además el caso por el que se liberaron allanamientos. Los documentos a secuestrar fueron, entre otros, los libros de registro del hotel.
La operatoria "empresarial" para constituir la estafa se basaba en la adulteración de planillas de los afiliados facturando hospedajes más extensos que los prestados, sumando períodos de ocupación a otros pacientes que habían pasado con anterioridad, e incluso acreditando servicios de hotelería a afiliados fallecidos.
Ignacio Torres, titular del PAMI en Chubut, indicó que mientras la causa ya se tramita en el ámbito de la justicia federal, la obra social tomó como primera medida dar de baja todos los convenios con hoteles para darle en cambio los montos de hospedaje a cada paciente, y destacó como contrapartida la importancia de judicializar todos los sumarios pendientes que hay dentro de la institución.
Además, agregó que las auditorías internas se efectúan con todas las relaciones contractuales que mantiene PAMI, incluidos los demás hoteles con los que tenía convenios, una figura que dejaron de aplicar para utilizar ahora la de contratos específicos.
"Esto muestra la impunidad con que se manejaban unilateralmente", subrayó Torres, quien agregó que ya el director anterior de PAMI había hecho la salvedad de este caso puntual para que se investigue. "Ahora está judicializado y será la justicia la que tome las acciones necesarias contra este prestador", acotó, recordando por último que la justicia actuó de hecho y se desafectó a una agente de la obra social implicada en el caso.

FACTURACION QUE CRECE
Pablo Tuvío fue el auditor que siguió la auditoria interna dentro de la obra social, un contexto por el que prestó declaración ante la justicia al momento de ventilarse los detalles de la investigación. El profesional tiene a cargo las revisiones en toda la provincia y por decisión del nivel central se instruyó una actuación preliminar para determinar si había irregularidades con las prestaciones del hotel San Justo, que había elevado su facturación.
La investigación interna constató las irregularidades tras auditar todo el semestre mencionado, que fue seguido de un trabajo de más de un año hasta llegar a estrados judiciales. "Las facturaciones del hotel habían subido casi un 50% con la misma cantidad de afiliados porque el hotel atendía afiliados derivados de la provincia, de las zonas de Esquel y Sarmiento en su mayoría, y algunos de Santa Cruz que venían a recibir prestaciones en la zona", explicó.
En este contexto, destacó que las irregularidades comprobadas abarcaron inclusive haber facturado hospedaje a un afiliado de la ciudad Puerto Deseado que había fallecido.
"Una vez que recibís a un afiliado derivado, ya quedan todos los datos en el hotel y ellos siguieron facturando a pesar de que uno de ellos ya había fallecido, un caso doblemente más serio que suma a esta estafa al instituto", explicó Tuvío, para señalar que los montos fueron pagados al hotel en su momento y que ahora PAMI apunta a recuperar los montos dado que se trata de dinero de los afiliados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico