Investigan el incendio de un cajero automático en las 1.008

Esta mañana, cerca de las 8.30, personal policial fue alertado por un principio de incendio en el cajero automático del Banco Chubut, ubicado en La Razón y Avenida Kennedy. La Brigada de Investigaciones trabaja para intentar establecer si se trató de un robo o de un acto de vandalismo, dado que en el lugar se encontró dinero quemado.

El jefe de la Unidad Regional, Luis Bidera, adelantó a El Patagónico, que esta mañana alrededor de las 08.30 personal policial de la seccional Tercera acudió a un principio de incendio en el cajero del Banco Chubut, ubicado en La Razón y Avenida Kennedy.

"Un vecino avisó que estaba saliendo humo de la parte posterior del cajero automático del Banco Chubut y fuimos a ver de qué se trataba", explicó el comisario.

Una vez en el lugar, el jefe policial describió que "las puertas se encontraban abiertas sin ningún tipo de seguridad, lo mismo la caja donde está la reposición de dinero en efectivo que estaba abierta, sin presentar signos de violencia y el fuego provocó la rotura de los depósito de dinero en efectivo".

Bidera explicó que por el hecho tomó intervención Fiscalía de turno y en el lugar se hizo presente el gerente regional del Banco El Chubut. "Se precedió a retirar las cajas de valores para ver si hay faltante de dinero en efectivo y se dio intervención al perito para ver las causales del siniestro".

De esta manera, señaló que durante la investigación se determinará la cantidad de extracciones que se hicieron en el cajero automático "para establecer si hay faltante de dinero o no. Lo que sí se pudo ver es, que como consecuencia del fuego, había dinero que había sido dañado, pero se está investigando".

Personal de la Brigada de Investigaciones trabajaba en el lugar para establecer los pormenores del hecho y el jefe de la Unidad Regional aseguró: "hasta tanto no tengamos el recuento terminado y determinar cuánta plata falta, si es que falta, no podremos saber si se sustrajo dinero o es solamente el daño de prender fuego el lugar".

Se trata de un hecho confuso, porque en la segunda expendedora -que está ubicada en el mismo espacio- el dinero está intacto.

La última recarga había sido en el mediodía de este sábado, donde se había depositado un millón de pesos, de los cuales 500 mil todavía están en su receptáculo.

El comisario mayor describió que no se observan a simple vista, signos de violencia contra el depósito de dinero, ya que según se comprobó, la puerta trasera por donde ingresan los encargados de hacer la reposición, así como la reja de esa puerta e incluso la caja fuerte, estaban sin llave y entreabiertas.

Personal de seguridad bancaria se hará presente en esa ciudad, mañana lunes para avanzar en la investigación del hecho.-

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico