Investigan la muerte de un preso alojado en celda de aislamiento

Lucas Fuentes participó el jueves de una audiencia judicial donde dejó asentado con nombre y apellido a los policías que lo habrían amenazado de muerte en la Seccional Tercera. Luego fue trasladado a la comisaría de Kilómetro 3, cumplió su permiso para visitar a su familia y después fue alojado en un calabozo de aislamiento. Redactó una carta al jefe de esa dependencia para solicitar una reunión por las condiciones de la celda y después apareció sin vida. La policía le aseguró a la familia que se había suicidado. Estos cuestionan que no les dejaron ver el cuerpo.

En medio de un gran silencio de la Policía de Comodoro Rivadavia, la delegación local de Gendarmería Nacional investiga la muerte del detenido Lucas Fuentes, quien en febrero de 2016 iba a recuperar la libertad. Cumplía condena por un robo agravado.
El joven privado de su libertad fue hallado sin vida el jueves a las 20 y según informaron las fuentes oficiales consultadas por El Patagónico tenía una frazada envuelta al cuello por lo que se investiga su muerte por ahorcamiento. La propia policía le comunicó a la madre de la víctima que se habría suicidado. Los familiares reclaman que no les dejaron ver el cuerpo.
En el caso tomaron intervención los fiscales de turno Héctor Iturrioz y Silvia Chaura, y el personal policial cumplió con las primeras intervenciones. Luego, fue designada la delegación local de Gendarmería Nacional debido a que la muerte ocurrió dentro de la dependencia de la policía provincial.
El mismo jueves Fuentes concurrió a una audiencia judicial que fue presidida por el juez penal Jorge Odorisio. Allí, el reo expuso que era víctima de apremios ilegales en su lugar de detención de la Seccional Tercera donde cumplía la condena.
El joven dio las identidades de los policías que lo habrían amenazado de muerte y que además le hacían mantener conflictos con otros internos. En ese marco, la Justicia solicitó a la Unidad Regional que buscara en forma urgente un lugar de alojamiento para el preso.
Otro de los reiterados pedidos de la Defensa Pública que asistió al detenido era que se le asignara un lugar de detención más cercano a su familia.
De esa manera, se dispuso que Fuentes fuera trasladado a la Comisaría Mosconi, donde la capacidad para alojar detenidos ya estaba repleta. Sin embargo, se dispuso que el detenido ocupara una celda de aislamiento que no cuenta con luz ni ningún tipo de comodidades.
VISITO A SU MAMA
Debido a que faltaban tan sólo dos meses para que cumpliera con su condena, Fuentes ya había accedido al beneficio de salidas condicionales y podía hacerlo por seis horas. Luego de la mencionada audiencia judicial el reo se dirigió a visitar a su madre por ese lapso y después regresó a la dependencia de Kilómetro 3.
Fuentes redactó una carta al comisario Pablo Jaramillo, responsable de esa seccional, para mantener una reunión y supuestamente plantearle la falta de agua y algunos insumos en la celda en la que se encontraba aislado.
Una hora más tarde de su ingreso a la comisaría Fuentes apareció sin vida y con una frazada envuelta en su cuello. Para los familiares de la víctima no se trató de un suicidio, sino que lo habrían asesinado.
La Fiscalía hoy a partir de las 11 hará un reconocimiento del cuerpo en la Morgue Judicial con la presencia de dos testigos que no sean integrantes de la fuerza y se conocerá el resultado de la autopsia. La Policía Científica se encargará de analizar otras pericias como la frazada y su largo para establecer si se trató de un suicidio.
También deberá analizarse con un perito caligráfico la carta que escribió Fuentes y que se encuentra en poder de la Justicia. La causa está caratulada como presunto suicidio, pero no se descarta ninguna hipótesis.

OTRA MUERTE
EN COMISARIA
Fuentes publicaba en la red social de Facebook fotografías posando en los lugares de detención con amigos y mostrando las artesanías que realizaba en barcos de papel con sus colores favoritos, los del Club Atlético Huracán de Comodoro Rivadavia.
Mientras, en el último comentario de su cuenta aparece un mensaje de su pareja que se muestra arrepentida de no haberlo ido a visitar el último domingo.
Hay que recordar que la fuerza nacional encargada del caso también fue designada para investigar las muertes en un incendio en los calabozos de la Seccional Sexta en donde murieron en 2013 Matías Mulheman, "el descuartizador del Moure" y el procesado por robo agravado Gabriel Mirol.
Los respectivos peritajes aún no se han dado a conocer y buscaban determinar si hubo o no negligencia por parte de la policía provincial, la que debe velar por la integridad de los privados de la libertad en las distintas comisarías locales.
Incluso, la Justicia ya ha intimado en varias ocasiones al Estado provincial para que mejore las condiciones de habitabilidad en las comisarías locales tras varios hábeas corpus presentados por los distintos detenidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico