Investigan la muerte de una mujer que apareció ahorcada en su casa

Valeria Soledad Vivar vivía en pareja en una vivienda de la parte alta del barrio Pietrobelli. Durante la madrugada de ayer estuvo bebiendo con él y dos amigos. Alrededor de las 5, la suegra de la mujer que vive en la casa vecina alertó a la policía de que su nuera se habría suicidado. Los indicios hallados por los investigadores no descartan que pudiera tratarse de un homicidio.

Bajo un hermetismo absoluto trabajaron ayer la policía de Comodoro Rivadavia y el Ministerio Público Fiscal en torno a la aparición sin vida de una mujer de 38 años en el barrio Pietrobelli, identificada como Valeria Soledad Vivar.
Muchas eran las dudas que tenían las autoridades sobre si se trataba de un suicidio, dados los elementos que se encontraron en la escena, por lo que fuentes oficiales señalaron que la investigación se desarrolla bajo la carátula "causa dudosa de muerte".
Vivar vivía en pareja hace varios años con un hombre de 28 años en una vivienda situada sobre la calle Saavedra 1.490, casi Formosa, sobre un pasaje sin nombre al que se accede por una escalera ya que se encuentra sobre la ladera del cerro.
El Patagónico no revelará la identidad del hombre a los fines de no entorpecer la investigación que posee varias hipótesis. El resultado de la autopsia y otras pericias podrían hoy echar más luz al caso.
Lo que sí estaba claro ayer es que durante las primeras horas de la madrugada Vivar estuvo en compañía de su pareja y al menos dos amigos de éste en el mencionado domicilio. Un dato clave para los investigadores es que la suegra de la mujer reside en la casa de al lado y que podría ser una testigo fundamental para dilucidar las causas de la muerte.
Es que la madre de la pareja de Vivar fue quien alrededor de las 5 halló el cuerpo y luego alertó a la policía de la Seccional Segunda. Los efectivos constataron la situación al encontrar a la víctima en el lavadero de la casa. Yacía en el piso y tenía alrededor de su cuello una sábana.
Los únicos que estaban en el interior de la casa eran la pareja de Vivar y su madre. Rápidamente se convocó a la Policía Científica para que efectuara su trabajo. Mientras, tanto el hombre como su madre fueron conducidos a la comisaría de la avenida Rivadavia para ser interrogados.

MUCHAS DUDAS
Fuentes ligadas a la investigación describieron que el cuerpo de Vivar ya había sido descolgado de un tirante del techo cuando llegaron los uniformados. Llamó la atención de éstos que no hubiera ninguna silla o banco cerca del cuerpo, lo cual hubiese tornado más creíble la hipótesis del suicidio. Y otros elementos de prueba que se encontraron en el domicilio siembran más dudas.
Vivar tenía hijos, pero hasta entrada la tarde la policía no había podido ubicarlos.
Fuentes oficiales esperan los resultados de los peritajes y sobre todo el informe del médico forense que determinará las causas de la muerte.
Mientras, la pareja de la mujer estuvo demorada varias horas que la justicia liberó la orden de allanamiento en la casa de su madre.
Los investigadores, al mando de la fiscal general Cecilia Codina y el funcionario Ricardo Carreño, buscaron más indicios e información para sumar a la causa. Hoy, en tanto, se conocerá el resultado de la autopsia y se designará al fiscal que se ocupará de establecer si fue un suicidio o un homicidio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico