Investigan si el policía detenido efectuó amenazas con su arma

El Ministerio Público Fiscal continúa investigando y tomando declaraciones a los testigos del incidente que ocurrió en el bar "Constatino", en Rivadavia al 1300, en donde el lunes a la noche un agente de civil fue detenido por sus pares de la Seccional Segunda al protagonizar un entredicho con los empleados del lugar y negarse a pagar la cuenta. Aunque la policía lo detuvo por presuntas amenazas con arma, la Fiscalía prefirió no avanzar todavía con la formalización de la causa hasta tanto no se configure fehacientemente el delito. Es que hubo versiones cruzadas entre los denunciantes.

El caso del policía de la Brigada de Investigaciones de Rawon, detenido el lunes a las 23 en Rivadavia al 1.300 por efectivos de la Seccional Segunda de Comodoro Rivadavia, todavía no fue formalizado por el Ministerio Público Fiscal.
Es que la funcionaria de fiscalía Camila Sánchez Almirón, en conjunto con el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi decidieron esperar para avanzar con la imputación hasta tanto no se tenga en claro los incidentes que ocurrieron. Esto tras una contradicción entre los denunciantes.
Por lo pronto, el martes a la tarde la Fiscalía pidió al juez penal Mariano Nicosia que se declarara legal la detención del policía ya que fue realizada por efectivos que lo detuvieron en una situación extraña en donde aparentemente se habría cometido un ilícito.
Es que la dueña del local había llegado a la comisaría refiriendo que una empleada la había llamado por teléfono diciéndole que había una persona muy agresiva en el local y que las estaba amenazando.
Cuando la policía llegó al lugar, observó al hombre que señalaban, así como un arma y una credencial de policía en el mostrador. Lo detuvieron entendiendo que había una presunta amenaza con arma. De ese modo, el juez Mariano Nicosia declaró legal la detención.
Sin embargo, en cuanto a la formalización, la Fiscalía prefirió ser más cautelosa y no avanzar en una imputación hasta tanto no se tenga en claro lo que ocurrió en el interior del local. Es que los denunciantes no brindaron detalles que den cuenta de un delito concreto.
Así, la Fiscalía al no contar con elementos suficientes para avanzar en la formalización de la causa, ahora busca indagar más entre los denunciantes y que detallen la situación por si omitieron algún tipo de información.
Es que las declaraciones de los empleados que habían vivido la situación en el local y los dichos de la dueña del comercio no concordaban.

BEBIA CON OTROS DOS
De las entrevistas, según pudo conocer El Patagónico, surge una situación compleja. El policía se habría sentado junto a otras dos personas que ya estaban en el local. El agente consumió bebidas y aparentemente habría querido abonar solo lo que él consumió y no lo que habían consumido las otras dos personas, quienes se levantaron y se fueron sin pagar.
En ese momento, según se investiga, se habría producido una desavenencia por la suma a pagar. Cuando el policía intentó retirarse, los empleados le exigieron el pago total de la mesa. Ante ello, el efectivo habría dicho que él pagaría lo que le correspondía y que en todo caso salieran y buscaran a los dos hombres.
Comenzó una discusión y un forcejeo, en el que el agente de civil intentó irse hasta que se identificó como policía. El empleado de seguridad del local le habría dicho que mostrara la placa y el arma. En ese momento el policía habría puesto el arma y la placa en el mostrador.
El Ministerio Público Fiscal pretende ser cauteloso en configurar el delito para analizar si avanza en una formalización porque si no hay elementos de convicción suficientes la causa puede finalmente terminar en un sobreseimiento y con un protagonista que es nada más y nada menos que policía.

ASUNTOS INTERNOS
Mientras tanto, desde la Unidad Regional de Policía se informó que la División Asuntos Internos ya trabaja en el caso para investigar administrativamente el comportamiento del policía y avanzar en un sumario interno. El arma de fuego y la credencial continúan secuestradas a disposición de la Justicia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico