Investigan si hubo mala praxis en la interrupción legal de un embarazo

Una chica de 17 años murió en el hospital de Esquel, tras ser derivada desde el centro asistencial de El Maitén, horas después de ser sometida a un aborto no punible del embarazo que cursaba. La justicia investiga ahora si hubo mala praxis por parte de la médica que realizó la práctica.

El hecho ocurrió días atrás pero tomó estado público ayer tras el avance de las actuaciones judiciales de la fiscalía con sede en El Hoyo que ordenó "pericias para determinar las razones de la interrupción del embarazo", según trascendió.

Por otra parte, el abogado de la familia de la víctima, Juan Zapata, indicó que "algunas complicaciones la llevaron a perder la vida en el hospital de Esquel" y que sus padres "recién se enteraron luego del fallecimiento que se había sometido a un aborto legal", informó Agencia El Bolsón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico