Investigan a un policía de Camarones que habría abusado de una adolescente

La causa se inició el martes con la investigación de un presunto caso de grooming que no llegó a configurarse, contra un suboficial que contactaba a jóvenes de esa localidad mediante una cuenta de Facebook con una identidad falsa. Sin embargo, horas más tarde se presentó en la comisaría una chica de 15 años y afirmó que había sido violada a fines de octubre por ese efectivo. El examen ginecológico no detectó ningún tipo de lesión genital, aunque resta la entrevista con la psicóloga forense. La Policía de Chubut analizaba ayer si pasará a disponibilidad al sospechoso.

Un nuevo escándalo sacude a la Policía del Chubut, esta vez en la localidad de Camarones, ubicada a unos 261 kilómetros al norte de Comodoro Rivadavia. Desde el martes a la noche el Ministerio Público Fiscal investiga a un suboficial de esa dependencia sospechado de haber abusado sexualmente de una joven de 15 años, quien se presentó con una persona mayor en la comisaría para denunciar el caso.
La investigación se inició cuando llegó a la comisaría de la localidad una denuncia por supuesto delito de grooming –uso de herramientas informáticas por parte de un adulto para engañar a un menor de edad y abusar del mismo– que tenía como víctima a una joven de 18 años y que involucraba al uniformado. Por esa razón, se tomaron distintas entrevistas a adolescentes como testigos.
Lo que llamó la atención de los fiscales intervinientes fue que en el momento en que se tomaba declaración por el supuesto caso de grooming, la joven de 15 años que partició como testigo no señaló nada respecto a la violación que habría sufrido. Hasta ese entonces se pretendía requisar la casa del policía, pero quedó desestimado debido a que no se podía probar el delito de grooming.
Entre los argumentos se analizó que al tratarse de una joven de 18 años no existe dicho delito debido a que para la ley no es una persona manipulable, tiene conciencia de sus acciones y las comunicaciones fueron consentidas o prefijadas.
Entre los argumentos de la Justicia, la supuesta víctima aceptó la solicitud de amistad de la cuenta de red social de Facebook del policía, aunque la identidad era falsa. También le proporcionó su número de teléfono y se encontraron en un lugar determinado. Otro aspecto de la investigación fue que esa joven al ver la cara del uniformado en la pantalla lo reconoció y recordó que tiempo antes había tenido un incidente con él. Incluso lo insultó y se retiró del lugar, graficaron las fuentes oficiales a El Patagónico.
Así, la joven de 18 años radicó la denuncia, pero para las autoridades judiciales no había delito contra el empleado policial.

VIOLACION
Horas después de esa ronda de entrevistas, a las 20 del mismo martes, la chica de 15 años que inicialmente era testigo en el caso de grooming, se presentó con una persona adulta que no sería ninguno de sus padres para radicar una denuncia por abuso sexual con acceso carnal. Esa situación motivó la intervención de los dos fiscales de turno de Comodoro Rivadavia y el traslado del jefe de la Unidad Regional, Luis Bidera, junto a un grupo de efectivos.
En su relato, la víctima aseguró que una noche de fines de octubre a la salida de la iglesia del pueblo fue abordada por el empleado que vestía el uniforme. La condujo hasta una casa abandonada cercana al gimnasio municipal y dijo que en ese lugar fue sometida sexualmente por el policía.
Ante la magnitud de la denuncia, a la adolescente le realizaron un estudio ginecológico en la guardia médica de la localidad y "no surge ningún tipo de lesión genital ni paragenital".
Según esa revisación, la víctima tiene "el himen perforado de larga data", aunque podría tener otros causales como desgarramiento de una actividad física, graficaron las mismas fuentes.
No obstante, la adolescente junto a su madre llegó ayer a Comodoro Rivadavia donde mantuvo contacto con los profesionales del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD). En las próximas horas se espera que la víctima mantenga una entrevista con la psicóloga forense para conocer otros indicadores que aporten mayor claridad a la investigación.

FALSA CUENTA
Durante la jornada de ayer, además, la justicia allanó la vivienda del sospechoso, requisó su vehículo, secuestró teléfonos celulares y su uniforme para tratar de levantar algún rastro relacionado con la causa.
Por otro lado, quedó constatado que el suboficial mantuvo contacto con varias jóvenes del pueblo a quienes les envió mensajes como: "Hola linda ¿cómo estás?" o "me gustás mucho". Mantuvo conversaciones con su cuenta de Facebook con el nombre falso respecto a su identidad, acompañado con las siglas de un popular grupo musical uruguayo.
Mientras, la Policía del Chubut analiza la "inconducta" de la vida personal del uniformado que de alguna forma se contrapone con su labor como empleado policial.
No se descarta que sea pasado a disponibilidad preventiva y sea sacado de la localidad para evitar mayores inconvenientes, en razón que recién se inicia la investigación judicial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico