Invierno, época ideal para peelings profundos

Es la época del año donde los rayos solares disminuyen en intensidad y se puede comenzar con tratamientos que permitan regenerar nuevas células que tengan la capacidad de sintetizar nuevo colágeno y mantener iluminada la piel disminuyendo el riesgo de pigmentaciones provocadas por la exposición solar.

El peeling es un tratamiento que consiste en la eliminación de las capas superficiales de la piel y en algunos casos de las más profundas. Puede realizarse a través de la aplicación de sustancias químicas como ácido lactobiónico, mandélico, glicólico y retinoíco o con un equipo de punta de diamante. La elección del método estará dada por las características clínicas del rostro y la elección del especialista.
Se indica en rejuvenecimiento de rostro, cuello y manos, arrugas finas, fotoenvejecimiento, manchas, acné, rosácea, estrías, flaccidez, falta de brillo en la piel, previo a eventos.
Un buen momento para iniciar con éstos tratamientos es a los 25 años ya que en ésta etapa de la vida comienza a disminuir el metabolismo de nuestra piel y a los 30 años declina la producción de colágeno dando como resultado la lenta aparición de arrugas, flaccidez y falta de brillo en la piel.
La cantidad de sesiones la va a determinar el profesional que indique el tratamiento. En general, son necesarias 6-8 sesiones anuales cada 7-15 días acompañado de tratamiento domiciliarios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico