IPV detectó problemas de "condensación" en 28 viviendas de Diadema

Desde la Delegaciòn local se advirtió a los vecinos que las refacciones de ventilación en las casas se deberán realizar de forma personal porque expiró la garantía de construcción. En cuanto a la disminución de las cuotas a pagar desde julio, se garantizó que se va a analizar caso por caso y se tendrá contemplaciones con las familias de pocos recursos.

Familias de Diadema que hace más de un año habitan viviendas de la cooperativa Covidiar, construidas por el IPV reclaman una baja en la cuota de la casa ante la cantidad de fallas estructurales que presentan los inmuebles. La situación fue atendida por autoridades de la delegación local del IPV aunque aclaran que no se avanzará en una refacción de las viviendas.

Daniel Carrizo, el titular la delegación explicó que "las viviendas están habitadas hace un año y medio, con lo cual ya expiró la garantía extendida por la empresa constructora". Sin embargo, ante la preocupación de los vecinos se realizó un relevamiento casa por casa, con técnicos e ingenieros. Así se pudo determinar que "en 28 casas hay problemas de condensación, no de filtraciones", diferenció Carrizo.

Según la palabra de los especialistas el problema sería subsanado con la instalación de un segundo calefactor. Cabe señalar que con la vivienda se entrega un solo equipo. "El problema se genera en puntos fríos de la casa en la mayoría de los casos se produce una acumulación de humedad en los techos y ventanas, hay vecinos que lo mantienen secos, pero un descuido y eso genera hongos", reconoció el delegado.

Para atender esta situación, el informe elaborado por los especialistas será remitido a Rawson en las próximas horas desde donde se espera una respuesta con planificación de obras de ventilación que puedan darle fin a este problema.

CASO POR CASO

El próximo mes de julio los vecinos de la zona deberán hacer frente al pago de la primer cuota de la vivienda que asciende a los 4200 pesos. "Es un costo bajo que deberán afrontar- señaló Carrizo – está muy por debajo de lo que se paga el alquiler de una vivienda en la ciudad". Aunque manifestó que se entiende que sumado al pago por el terreno se puede tornar oneroso, el funcionario advirtió que "para rever una disminución de la cuota se analizará caso por caso".

"No le vamos a cobrar más de cuatro mil pesos a una madre sola que percibe por mes siete mil pesos, lo vamos a revisar a pesar de que este todo esto fuera de garantías. Pero también sabemos que hay personas que están en condiciones de pagarlo", concluyó Carrizo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico