Irrelevante final de un discreto período parlamentario en el Concejo de Caleta

La última sesión ordinaria del cuerpo de cinco concejales que terminan su mandato fue irrelevante y pareció desarrollarse solo para cumplir con una formalidad. Acudieron tres miembros y no hubo siquiera debate luego de casi dos meses de inactividad, cerrándose de esta manera un período parlamentario que poco aportó para resolver problemas comunitarios.

Caleta Olivia (agencia)
Las deliberaciones -si se pueden denominar de esa manera- fueron casi el reflejo de la última y triste celebración de aniversario de la ciudad donde ninguno de los ediles estuvo presente, como si hubieran despreciado una fecha tan significativa; o tal vez porque sus campañas políticas, a través de las que tanto sentimiento de pertenencia habían transmitido, ya estaban cerradas.
Juan Acuña Kunz (UCR), Juan José Naves (FVS) y Juan Domingo Cabrera (FVS) fueron los únicos concejales que asistieron a la sesión de ayer, en tanto que Víctor Chamorro (PRO) y el presidente del cuerpo, Manuel Aybar (PJ), estuvieron ausentes.
Lo llamativo fue que Chamorro hizo llegar una nota en la que daba cuenta de que no podía asistir por cuestiones personales y sin embargo poco antes había realizado declaraciones a un medio de prensa, advirtiendo un posible contubernio entre el actual intendente, José Córdoba, y el electo, Facundo Prades.
Por si esto fuera poco, Aybar concurrió en los últimos minutos como un espectador más, justificando su ausencia en el hecho de tener que hacerse cargo de la Intendencia ante la prolongada ausencia del jefe comunal. Sin embargo, hace pocos días se había negado a ocupar ese lugar argumentando que no había recibido la notificación formal.
Los presentes aprobaron algunas cuestiones que no quedaron muy claras ya que se decidió omitir la lectura correspondiente a las mismas, aduciéndose que ya habían sido tratadas en plenario.
Entre ellas, puede mencionarse la instalación de "Eco Puntos" (recipientes para reciclaje de residuos) en distintos sectores de la ciudad, ignorándose graves problemáticas de medio ambiente que durante dos meses afrontó la ciudad por la huelga de trabajadores municipales de planta permanente.
Además, no se dijo una sola palabra de la incertidumbre que genera en la comunidad la finalización del contrato con la empresa Autobuses que hasta ayer cumplió con el servicio de transporte urbano de pasajeros.
Vale también mencionar que a pocos minutos de iniciada la sesión, se realizó un cuarto intermedio de 10 minutos para que los empleados retiraran las dos bancas que no eran ocupadas.
No son pocos los vecinos que coinciden en señalar que esta fue la peor gestión del Concejo Deliberante en la historia de Caleta Olivia, ya que fueron pocas las cuestiones que el Cuerpo logró aprobar a favor de la comunidad, priorizando en la mayoría de las sesiones -particularmente de este año- el juicio político a Córdoba que, finalmente, nunca se concretó.

ELOGIOS MUTUOS
No obstante, a la hora de homenajes los ediles se intercambiaron elogios y agradecieron tanto a la comunidad como a los empleados legislativos, a pesar de que las constantes medidas de fuerza llevadas a cabo por estos últimos obligaron a suspender numerosas sesiones.
Particularmente Naves -único reelecto en su cargo- agradeció a sus pares por los años compartidos y destacó que "se hizo mucho para que Caleta esté distinto, aunque los resultados no fueron los esperados, pero a mí me toca seguir. Quiero que sepan que más allá de un concejal ustedes van a tener un gran amigo aquí adentro y van a poder presentar a través mío, si así lo desean, los proyectos o iniciativas que tengan".
A su turno, Cabrera expresó que "me voy satisfecho por la gestión realizada y la relación humana con los compañeros, con quienes hemos trabajado con madurez y sin conflictos entre nosotros. Voy a seguir ligado a la militancia política desde mi espacio y vamos a estar al servicio de la comunidad".
Finalmente, Acuña agradeció a todos los trabajadores y reconoció que "esta no fue una de la mejores gestiones del Ejecutivo Municipal y arrastró tanto al Concejo como al pueblo a la extrema necesidad. No va a ser fácil sortear esta etapa para el gobierno que viene, pero hay que ponerle el hombro".
Finalizado el período ordinario, Acuña, quien coincidentemente también fue el encargado de presidir la apertura de las sesiones en el año 2011, pidió que Dios ayude a la gestión del intendente electo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico