Ishii: "Randazzo quería apoderarse del peronismo"

El presidente Mauricio Macri aseguró ayer que la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, "no es una procuradora imparcial" sino "una militante política", y la acusó de haber "obstruido la investigación de los hechos de corrupción del gobierno anterior".
Por su parte, la funcionaria defendió como "absolutamente clara y transparente" la compra de un edificio, por la cual el fiscal Eduardo Taiano la llamó a declaración indagatoria por presunto fraude.
"Es una procuradora de manifiesta militancia kirchnerista, que ha utilizado ese lugar para detener, demorar, enturbiar las investigaciones de corrupción del gobierno anterior y para crear sistemáticamente imputaciones con sus fiscales al Gobierno (actual)", afirmó Macri este mediodía durante una rueda de prensa en la ciudad de Córdoba.
El jefe de Estado también acusó a la funcionaria de no haber colaborado "en absoluto" con la investigación de supuestas coimas pagadas en el país por la constructora brasileña Odebrecht para acceder a obras públicas.
Por su parte, Gils Carbó reafirmó ayer que la compra de un edificio para ese organismo "fue absolutamente clara y transparente" y cuestionó al fiscal Taiano por la "liviandad de los indicios sospechosos" esgrimidos para imputarla por "fraude en perjuicio de la administración pública" y otros delitos en esa operación.
"La compra fue por licitación, aunque la Procuradora tiene la facultad de hacer una compra directa y sin embargo no lo hizo", dijo Gils Carbó ayer, durante una entrevista en los estudios de FM Blue.
En cuanto a su accionar en el caso Odebrecht, remarcó que, como procuradora, puso "en manos de los fiscales los mejores dispositivos de política criminal" y detalló los "recursos y el convenio firmado con Brasil para crear un equipo binacional de fiscales" y avanzar en la investigación.
"En el caso Odebrecht se investigan a funcionarios del gobierno anterior, pero también a personas allegadas al presidente Mauricio Macri y eso debería llevar al Poder Ejecutivo a tomar la distancia que dispone la Constitución y dejar que los fiscales investiguen", sostuvo al considerar "llamativo" que Garavano "se ha reunido con abogados de Odebrecht pretendiendo hacer alguna negociación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico